La carne aumentó al menos un 10% y el kilo de milanesas roza los $330

Nacional 20 de agosto de 2019
En diálogo con Conclusión, el titular de la Asociación de Carniceros de Santa Fe confirmó que a partir de ayer, las carnicerías venden los productos aplicando el aumento y que el sector "está muy complicado".
57457066_2353992564664799_1518375727748087808_n


Hace tiempo que comer carne es un lujo. Sin embargo hoy en día, comer cerdo, pollo, verduras y frutas también lo son. El bolsillo del consumidor sufre diariamente con los estrepitosos aumentos y se recrudeció la situación con la suba del dólar de la semana anterior -y que aún continúa.

La carne es uno de los productos que a partir de ayer (lunes) está más cara y se torna difícil de acceder con frecuencia. En diálogo con Conclusión, el titular de la Asociación de Carniceros de Rosario, José García, confirmó que a los carniceros le aumentaron entre un 15 y 17% el kilo de la media res y trasladaron al público un 10%.

«Nosotros hemos recibido alrededor del 15 o 17% aumento en la media res y estamos trasladando el 10% mas o menos al público. Si usted tenía 200 pesos para el kilo de carne hoy se encuentra que sale $220 y la gente no tiene esos 20 pesos de más, al contrario porque la devaluación repercutió sobre el salario y aumentó todo, no solamente la carne, sino el cerdo, la verdura, el almacén», enfatizó García.

El referente carnicero analizó que es un momento muy complicado para el sector que se acrecienta por el precio de los tributos, las tarifas, los servicios, los alquileres.

Respecto a los cortes que la gente pide, García subrayó que «ya no piden solamente lo más barato sino algo que rinda». «La gente pregunta por lo que le conviene o justo lo que necesita. Muchas veces los cortes baratos terminan siendo más caros porque tiene muchas grasa o hueso y no rinde».

En cuanto al cierre de carnicerías y posibles despidos, García dijo que «el sector no está caracterizado por cerrar sobre todo porque los trabajadores son propietarios de los locales y personas mayores que si cierran su carnicería no consiguen el otro trabajo».

«Se les hace cuesta arriba mantener el negocio alquilen o no. Muchos carniceros de barrio no llegan a vender la media res por día que sería lo mínimo para poder mantenerse», finalizó.

Te puede interesar