Monja salteña evitó un abuso sexual mordiendo al agresor

Policiales 21 de agosto de 2019
La religiosa, de 29 años, fue abordada por un sujeto que mediante engaños la trasladó en su moto hasta el aeropuerto, en General Mosconi. Tras derribarla y quitarle el velo para abusar de ella, le mordió la mano y así logró escapar.
monja abusada

El ataque fue denunciado el domingo pasado por la misma monja, una joven ecuatoriana de 29 años, que realiza una labor como misionera en la localidad de General Mosconi. Tras ser auxiliada por la policía en la ruta, a la altura del aeropuerto, la religiosa en estado de shock contó cómo logró escapar de las garras del abusador.

Relató que fue abordada en la puerta de la iglesia, en esa localidad, cuando el acusado, a bordo de una motocicleta, tipo enduro y de color rojo, se presentó y le dijo que conocía a la hermana “Liliana”, tras lo cual se ofreció a trasladarla.

Con este argumento, la monja aceptó la propuesta y se montó a la motocicleta del supuesto feligrés, quien en seguida salió a toda marcha, aunque no al domicilio que esperaba la religiosa.

Sucede que en el trayecto, el sujeto cambió el recorrido y se dirigió directamente al aeropuerto, mientras la monja reclamaba para que la lleve a su casa. Ya en un descampado de esa zona, el motociclista se detuvo y arrojó a la misionera al suelo, para tirarse encima de ella.

Tras sacarle el velo, y cuando el abusador se disponía a concretar el abuso, la monja reaccionó y logró morderle una de las manos, lo que le dio tiempo y espacio para emprender la fuga, lo que hizo dirigiéndose directamente a la ruta, donde logró detener a una pareja que circulaba en moto.

De inmediato, alertaron a la policía y asistieron a la monja, quien estaba en estado de pánico por el ataque sexual sufrido. A los pocos minutos, la policía llegó hasta el lugar, auxilió a la religiosa y realizaron un rastrillaje en la zona en busca del atacante, pero no pudieron atraparlo.

Ya en la dependencia policial, la monja aportó otros datos respecto a las características físicas del abusador, como así también solicitó que se tomen las medidas legales del caso y le otorguen la protección correspondiente, pues el agresor conoce donde reside.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar