Un docente lleva cinco meses encerrado en el aula sin dar clases porque su novia lo dejó

Nacional 23 de agosto de 2019
Los padres de los alumnos le exigieron al colegio que normalice la situación.
profesor

La escuela primaria General Bartolomé Carreras, en San Juan, vive desde abril una situación sin precedentes. Un maestro se encuentra amotinado en un aula sin dar clases porque su novia lo dejó. 

Según la denuncia de la familias, los alumnos contaron que el hombre lloraba frente a ellos y les mostraba fotos y videos donde se lo veía feliz con su expareja. Ante este escenario, los directivos lo apartaron de su cargo, pero el docente continúa yendo todos los días al colegio y se encierra hasta el horario de salida. 

Mientras tanto, los padres exigen que sus hijos "tengan clases normales de una vez por todas".

Según el Diario de Cuyo, este insólito caso comenzó en abril. Desde entonces, la única actividad propuesta por el docente se vinculó a exponer "recuerdos felices" de su exnovia. Los chicos detallaron que cada vez que el joven les exhibía ese material se quebraba.

"Mi hijo me contaba todos los días que su maestro lloraba porque extrañaba a su novia. Y que les mostraba fotos y videos donde aparecía con ella. A veces mi hijo llegaba triste de la escuela porque veía sufrir a su maestro. Fue entonces que los padres decidimos presentar nuestro reclamo", contó Ayelén Araya, madre de unos de los estudiantes damnificados.

Otra de las madres, María Rojas, relató que su hijo le reveló que el maestro se solía tirar al suelo llorando y le preguntaba a los nenes si lo querían o si lo iban a abandonar. 

De forma inmediata, los padres se organizaron para elevar un reclamo por escrito, solicitando a la directora de la escuela, Alejandra Peralta, que interviniera. "Ella decidió apartar a los alumnos del docente para protegerlos de cualquier trastorno psicológico. Desde entonces, deambulan por todos los grados", reprochó Rojas.

Los estudiantes que estaban en esta clase son de 3°B. Pero por este problema muchas familias decidieron cambiarlos a otra institución. De los 19 chicos iniciales solo quedaron ocho que fueron reubicados en diferentes cursos.

El caso llegó a oídos del Ministerio de Educación de la provincia, que todavía no resolvió el tema de manera definitiva. Este miércoles, la cartera envió una maestra auxiliar para que los alumnos que aún cursan recuperen sus clases.

Mientras tanto, el maestro apartado de su grado sigue yendo a trabajar como si nada hubiese pasado. Llega a horario y se encierra en el aula hasta que suena el timbre de salida. 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar