E-commerce: una nueva opción para las empresas argentinas

Tecnología 02 de septiembre de 2019
Con tantos avances tecnológicos, es muy común ver cómo empresas con años de tradición o nuevos emprendimientos se han visto en la necesidad de invertir en plataformas para poder vender sus productos o servicios.
e commerce ventas on line

Siendo Argentina el tercer país más grande de América Latina, después de Brasil y México, tanto en términos de población como en ingresos de PIB, no es de extrañar que su intención de crecimiento a nivel empresarial se vea de igual manera apoyada por las nuevas estrategias de negocios tecnológicos. Por esa razón, muchos empresarios han visto en el e-commerce una buena oportunidad para incrementar sus ingresos.

Tipos de comercios electrónicos

De la misma manera que en el momento de iniciar un negocio se escoge la tienda física en la cual se venderán los productos o servicios, de igual forma se debe escoger el tipo de e-commerce que vaya acorde a lo que se quiere ofrecer.

En el mundo de los comercios electrónicos se presentan varias opciones. Dependiendo del tipo de negocio, si se trata de una empresa que le vende al consumidor de manera directa, se conoce como comercio tradicional y se le da el nombre de B2C, ahora si es una de venta de consumidor a consumidor, por ejemplo un negocio de servicio de dropshipping para Argentina, a ese se le conoce como C2C. Si el negocio es de venta de empresa a empresa, entonces es un B2B.

De acuerdo con algunos estudios realizados en el país sudamericano, los negocios B2C y C2C han crecido en conjunto más del 50% entre los años 2015 y 2016, contabilizando un ingreso neto superior a los tres mil millones de dólares. Lo mejor de todo es que su tasa de crecimiento sigue en ascenso a pesar de las más recientes depreciaciones del peso argentino en comparación con el dólar.

Pero este ascenso no es cuestión de suerte, se debe a un trabajo que durante años se ha venido realizando y que hoy ofrece sus frutos. La confianza que muchos internautas han puesto en las compras vía Internet, han hecho que la gran red de negocios online vayan aumentando de manera constante.

ventas on line

Dónde nació el e-commerce

Por muchos años, el comercio electrónico ha tenido un auge bastante considerable, fue para 1981, incluso antes del nacimiento de la plataforma World Wide Web, cuando Thomson Holidays, de Reino Unido, creó el primer sistema de ventas B2B interconectado.

Hoy, varias décadas después, esta idea de negocio, se ha convertido en una de las maneras más usuales de vender, sobre todo para emprendedores que buscan la mejor forma de dar a conocer sus productos o servicios en la web.

De acuerdo con los análisis de eMarketer, en el 2017 se lograron negociar 2.290 millones de dólares y estiman que para finales del 2019 supere los 4.000 millones de dólares en todo el mundo.

En la actualidad, al menos 4 de cada 10 internautas a nivel mundial han realizado compras de algún producto o servicio gracias a este tipo de plataformas. Esto se traduce que el año pasado, más de 1.600 millones de personas utilizaron el comercio electrónico para adquirir algo.

Estimaciones para el año 2024 posicionan a Argentina como uno de los países con mayor crecimiento en el negocio electrónico, prácticamente a la par con Brasil, incluso a pesar de la difícil situación económica por la cual atraviesa en la actualidad. Con más de un 80% de penetración de uso de Internet móvil, considerada la más grande de Latinoamérica, no sería de extrañar que logren posicionarse rápidamente.

Cómo elegir la mejor plataforma de comercio electrónico

Lo primordial que se debe tener presente es que el negocio electrónico que se decida iniciar debe sin duda cumplir con los objetivos planteados en todo momento. Un proyecto bien establecido es la base fundamental para lograr el éxito de un negocio próspero en Internet.

Al tener los propósitos perfectamente trazados y un proyecto con bases sólidas, entonces es el momento propicio para dar el salto al e-commerce.

Cuando se decide iniciar un negocio, una de las primeras inversiones que se debe realizar es la publicidad y en el caso de un negocio electrónico, debe ser de igual manera. La inversión en marketing digital es fundamental para dar a conocer los productos o servicios que se ofrecen con la finalidad de poder captar la mayor cantidad de clientes potenciales.

Las ofertas promocionales, oportunidades de pago o el envío, son parte de esos ofrecimientos adicionales que se les puede dar a los clientes.

En el momento de escoger la plataforma de comercio electrónico que mejor se adapte a las especificaciones del negocio, es importante tener en consideración tres características fundamentales:

- Escalabilidad: Es importante que se cuente con una plataforma que sea capaz de actualizarse de manera constante. Tiempo sin funcionar un establecimiento electrónico es dinero perdido. Así que lo mejor es contar con una que dé soluciones de actualizaciones a tiempo.

- Flexibilidad: Hoy en día existen muchas opciones para hacer la experiencia de compra al cliente mucho más placentera. Desde opciones de pago hasta envío, son algunas de las comodidades que se busca en el momento de hacer una compra, por eso lo ideal es una plataforma que garantice la flexibilidad en todo momento.

- Soporte 24/7: Un respaldo de soporte técnico es fundamental. En el año 2013, en los 5 minutos que estuvo caída la plataforma de Google se perdieron más de 500.000 dólares. Así que se debe contar con una robusta estructura informática que sustente este servicio.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar