En el debut del control de cambios, el dólar bajó $ 4 y cerró a $ 57 en el Banco Nación

Economía 02 de septiembre de 2019
Revirtió una suba inicial. El mayorista cayó casi 6% y cerró a $ 56. Fuerte suba de la Bolsa.
dolar2

En el arranque del mes, y en la primera jornada tras la implementación del control de cambios anunciada el domingo por el Gobierno, el dólar revirtió la suba inicial y cerró a $ 57 en el Banco Nación, $ 4 menos que último cierre del viernes, consignó Clarín. 

Algunos bancos privados lo ofrecieron en la apertura a $65, pero con el correr de los minutos acomodaron sus cotizaciones. Así, a las 14, el Banco Galicia lo vendía a $ 59, el BBVA a $ 60 y el Santander Río a $ 59,23.

En el mercado mayorista, que es en el que operan los bancos y las empresas, la divisa retrocedió casi 6% y, cerró a $56, casi 4 pesos por debajo del viernes.

En tanto, el Merval registraba una importante suba del 6% y alcanzaba los 26.097 puntos. Las acciones de Pampa Energía, YPF y Sociedad Comercial del Plata era las que mostraban mayores incrementos.

Además, el Banco Central realizó dos subastas de Leliqs por un total de 246.623 millones de pesos, a una tasa promedio de 85,275%.

El feriado en los Estados Unidos se convirtió en una buena noticia para el mercado local, ya que no hay cotización de las ADR argentinas. De esa forma, no habrá cambios en el riesgo país.

De todas formas, los bonos en dólares que vencen en 2028 cayeron y llegaron a su piso histórico de 36,58 centavos por cada dólar, y una caída similar ocurrió con el bono que vence en 2038.

A su vez, los bonos soberanos nominados en euros también llegaron a su piso histórico. El que vence en 2022 llegó a 35.8 centavos por cada euro, mientras que el que vence en 2027 quedó en 33.2 centavos.

Las acciones de empresas argentina que cotizan en el exterior también se desplomaron en el arranque del lunes. Aunque por el feriado en Estados Unidos no funcionan los mercados en ese país, en Frankfurt cayeron las acciones de los bancos Galicia y Macro.

El domingo, a través de un decreto de necesidad y urgencia (DNU), el Gobierno implementó nuevas medidas en el mercado cambiario. Entre otras cosas, se fijaron nuevos plazos y regulaciones para que los exportadores liquiden los dólares, y que las instituciones y empresas ​tengan que pedir autorización al Banco Central para el acceso al mercado de cambios, tanto para comprar moneda extranjera como para realizar transferencias al exterior.

El DNU también establece que los tenedores de algunos títulos de la deuda pública con vencimiento original fuera de límite, podrán dar estos títulos en pago para cancelar obligaciones de la seguridad social, como aportes y contribuciones, vencidas y exigibles al 31 de julio de 2019.

Además, establece límites para el acceso al mercado cambiario para los ahorristas, quienes podrán comprar hasta US$ 10.000 mensuales. 

Tras el anuncio, el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, definió el decreto del Gobierno como un "control de capitales" y un "control a la dolarización". Asimismo, dijo que no hay riesgos de un corralito porque "están los recursos" y que no barajan la posibilidad de desdoblar el mercado cambiario.

"No son medidas típicas de un pais normal, son medidas incómodas. Creemos que un país tiene que tener libertad para cambiar las zapatillas celestes por las verdes y comprar todo lo que quiera. Pero si no lo hacemos, y el tipo de cambio sube descontroladamente, las consecuencias van a ser peores ya que sube la inflación y la pobreza. Son medidas incómodas pero necesarias para evitar daños mayores", sostuvo Lacunza.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar