Lideraba un programa religioso para "convertir homosexuales", lo echaron y anunció que es gay

Medios 04 de septiembre de 2019
El exlíder homofóbico de una terapia de conversión sexual reveló ser gay.
lider

El fundador de una de las mayores "terapias" de conversión de homosexuales en Estados Unidos anunció que es gay y rechazó la práctica que llevaba adelante, a la que calificó como "dañina". Se trata de McKrae Game, quien dirigió el grupo "Hope for Wholeness", en Carolina del Sur, durante casi dos décadas.

"La terapia de conversión no es solo una mentira, sino que es muy dañina", aseguró Game en declaraciones que publicó el New York Post. La revelación la hizo dos años después de que fuera echado en forma abrupta del programa religioso. Además, en la entrevista, el hombre de 51 años pidió la disolución de los grupos de terapia de conversión.

La práctica tiene como objetivo suprimir o cambiar la sexualidad de una persona a través de "asesoramiento" o la religión y está actualmente prohibida en 18 estados.

Tras anunciar que es gay, Game relató que está tratando de aceptar el daño que causó a través de su programa: "Yo era un fanático religioso que lastimaba a la gente". Y agregó: "Hubo personas que intentaron suicidarse por mí y por lo que les decía. Algunas están en terapia por mi culpa".

El exlíder homofóbico, casado y con dos hijos, aseguró que su esposa fue muy comprensiva con el proceso, pero algunos miembros de la comunidad cristiana, así como activistas LGBTQ, le expresaron su repudio.

Game reconoció que se preparó para una reacción violenta de una parte de la sociedad. Incluso, contó que todavía recibe mensajes de gente enojada en Facebook, en donde le dicen que su programa los traumatizó. En una publicación hecha en esa red social la semana pasada escribió una larga disculpa: “¡Me equivoqué! ¡Por favor, perdónenme!".

No se trata del primer caso en que un miembro de la comunidad de "terapias" cambia de opinión y decide repudiar este tipo de actividades. En 2014, nueve exlíderes de grupos similares firmaron una carta abierta en la que denuncian los tratamientos como "dañinos y no efectivos".

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar