Juicio al ex juez Lona: testigo dijo que la torturaron con alfileres en las uñas

Justicia 05 de septiembre de 2019
Norma Toro, una estudiante universitaria detenida ilegalmente, declaró hace minutos desde Francia en el juicio al ex magistrado. Dio detalles de su detención y reveló algunas de las torturas que padeció en la sede local de la Policía Federal.
Lona, declara.jpg

Mediante el sistema de video conferencia, hoy se reanudó el juicio al ex juez federal, Ricardo Lona, en el Tribunal Oral Federal 2, frente al monumento al General Martín Miguel de Güemes, oportunidad en que los jueces y las partes escucharon el testimonio de Norma Isabel Toro, detenida política en los años previos al golpe de estado de 1976.

Desde Francia, la testigo reveló ante preguntas de la fiscalía, hoy a cargo de los auxiliares debido a una indisposición de salud del fiscal, Carlos Amad, que fue detenida a medias del año 1975 y permaneció privada de su libertad por poco más de siete años.

Explicó que recuperó la libertad, primero bajo la modalidad de vigilada, a mediados de 1982 y luego definitivamente en diciembre de ese mismo año. Su detención se produjo cuando era estudiante en la Universidad Nacional de Salta, sin conocer las razones de la misma.

“Yo no fui una excepción, muchos estudiante fueron detenidos por grupos parapoliciales que, en esa época, ya comenzaron a actuar”, reveló Toro, quien puso énfasis en que aún no se había producido el golpe de estado, sino que estaban bajo un gobierno democrático, siendo Isabel Martínez de Perón, la presidenta.

Sobre sus días de detención y padecimientos, la testigo contó que estuvo aislada de toda persona, que lo peor era la tortura psicológica, aunque los sufrimientos físicos también fueron desgarradores. En esta parte de su declaración recordó que en una oportunidad, en la delegación local de la Policía Federal, “me pusieron alfileres entre las yemas de los dedos y las uñas”.

Dijo que esta era una de las formas de torturas de numerosas maniobras de sufrimiento que padecieron los detenidos políticos en aquellos años. Agregó que cuando se cometían estas atrocidades, lo hacía delante de otros detenidos para sumarles mayor amedrentamiento.

Respecto a si tuvo contacto con el ex juez Lona, la testigo indicó que en diciembre de 1975 fue sobreseída, de lo cual fue notificada en el juzgado por Lona, a quien no conocía en ese momento, sin embargo, nunca le dieron la libertad y siguió privada de libertad en Salta y luego en Buenos Aires, en la cárcel de Devoto.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar