Habló el esposo de Sandra Palomo: “Quisiera saber si fue al voleo o no”

Justicia 11 de septiembre de 2019
Así lo aseguró Héctor Rauber, quien dijo desconocer si los responsables del crimen “la tenían marcada”. Además cuestionó que el principal sospechoso goce del beneficio de inimputabilidad. En tanto, su hijo, Guido ,deslizó la posibilidad de mudarse de provincia. “No sabemos como seguir" sostuvo.
sandra

Tras ser citado por la justicia, Héctor Rauber, esposo de la docente jubilada Sandra Palomo, quien fue hallada sin vida el pasado 31 de agosto en inmediaciones al Río Arenales, dijo desconocer los detalles de la causa que tiene como principal sospechoso del brutal crimen a un menor de 15 años, quien sería vecino de la zona.

En la oportunidad, se refirió al dolor de su hijo Guido por la pérdida de su madre. “Es muy triste y doloroso que alguien haya hecho algo así con la madre de uno”, manifestó en diálogo con El Expreso.

Guido junto a su padre Héctor- Fotografía Javier Rueda
 

Rauber dijo desconocer si se trató de un ataque direccionado o si su mujer fue víctima de un desafortunado hecho más de inseguridad. “No lo sé, quisiera saber si fue al boleo o no, pero puede ser”, expresó.

También cuestionó que el principal sospechoso goce del beneficio de inimputabilidad. “Es menor de edad, así que puede hacer lo que se le plazca”, lamentó.

Asimismo dijo temer por su seguridad y la de su familia. “Yo la verdad que salgo de mi casa y tengo que buscar otro camino, porque no me animo a pasar solo, la verdad que uno ve tanta inseguridad, que le da miedo vivir así, como si uno fuera un reo”, sostuvo.

En tanto, su hijo Guido, no ocultó su tristeza. “Me apena la maldad y la necesidad de sacarle la vida a una persona, la verdad que estamos viviendo una pesadilla”, manifestó.

También deslizó la posibilidad de mudarse de provincia. “No sabemos como comenzar porque uno llega a la casa y necesita a la madre, está esperando escucharla todos los días, encontrar cosas de ella en la casa y duele muchísimo, no se lo deseo a nadie”.

En relación a la hipótesis del robo, dijo que su madre no acostumbraba a llevar dinero en efectivo encima, y que solo se llevaron su celular. “Mi mamá se manejaba con débito, no sé cual habrá sido el móvil, al principio creímos que era mafioso el tema, esperamos que se sepa”.

Por último, criticó al supermercado VEA - los investigadores sospechan que el asesino y la víctima se cruzaron en el subsuelo - debido al poco interés por cuidar la seguridad de sus clientes. “Hay una sola cámara en el subsuelo, si se comprueba que mi madre le pasó algo ahí, no sé que medidas se podrían tomar, porque le puede pasar a cualquiera, y se presta el lugar para eso”, finalizó.

 

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar