El Senado sancionará la emergencia alimentaria el próximo miércoles

Legislativa El viernes
Así lo acordaron los senadores que responden al oficialismo y al peronismo. Ayer, diputados mostró su total disposición para facilitar el debate de la iniciativa y le dio media sanción.
senado

Con la idea de evitar cualquier tipo de desborde verbal que pueda provocar algún tipo de reacción en los grupos piqueteros que han tomado las calles en los últimos días, oficialismo y oposición acordaron sancionar el próximo miércoles en el Senado el proyecto de ley de emergencia alimentaria que aprobó hoy la Cámara de Diputados casi por unanimidad, publicó La Nación.

La iniciativa será debatida cómo único tema en una sesión especial en la que algunos sectores del peronismo que responden a los gobernadores y a la conducción de Alberto Fernández pretendían que fuera lo más breve y tranquila posible.

"La idea es sacarlo (al proyecto) lo más rápido posible, sin hacer olas", le dijo al portal de  LA NACIÓN un senador del Bloque Justicialista, que conduce Carlos Caserio (Córdoba), y que está alineado con el candidato presidencial del Frente de Todos.

Tal como ocurrió en la Cámara baja, el oficialismo mostró su total disposición para facilitar el debate de la iniciativa. Esto se tradujo en una serie de contactos telefónicos entre el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo (Pro-Capital), y Caserio que terminaron en un rápido acuerdo para convocar a sesión especial para el miércoles próximo, a las 14.

"Lo ideal sería tratarlo el miércoles para sancionarlo lo antes posible; hay que sacar a la gente de la calle", fue la rápida respuesta de Caserio ante la consulta del oficialismo.

De hecho, y ante la ausencia de legisladores peronistas en el palacio legislativo, la sesión fue pedida por el oficialismo, Además de Pinedo, firmaron la misiva elevada a la vicepresidenta Gabriela Michetti los senadores Inés Brizuela y Doria (La Rioja), Humberto Schiavoni (Misiones), Esteban Bullrich (Buenos Aires), Claudio Poggi (San Luis) y Pedro Braillard Poccard (Corrientes).

El kirchnerismo, a través de su jefe de bloque, Marcelo Fuentes (FPV-Neuquén), también dio su visto bueno a la realización de la sesión y también habría dado su visto bueno a que la misma se realice sin dejar espacio a polémicas y debates encendidos.

La sesión sacará al Senado del letargo en el que se encuentra desde el pasado 17 de julio, fecha de su última sesión.

En el peronismo reconocían ayer que la jugada impulsada por la oposición en la Cámara de Diputados obligó al bloque a cambiar sus planes. Hasta la semana pasada, la directiva de Fernández al grupo comandado por Caserio era mantener cerrado el recinto para evitar cualquier tipo de tensión que pudiera complicar aún más una crisis ya de por sí grave.

" La idea era no a hacer olas, pero la dinámica del reclamo de los movimientos sociales nos cambió los planes", dijo un senador peronista.

Al tratarse de una sesión especial, en el recinto sólo podrá discutirse el proyecto para la cual fue convocada y encapsular así la discusión a la emergencia alimentaria. No obstante, la dinámica definitiva de la reunión (cantidad de oradores, tiempo para hablar de cada legislador) terminará de definirse el mismo miércoles, en reunión de presidentes de bloque.

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar