Encuentro sexual de parejas terminó en el hospital y con un detenido por abuso

Nacional 15 de septiembre de 2019
Una noche de sexo terminó de la peor manera para una adolescente y dos amiga.
sexo

Una noche de sexo terminó de la peor manera para una adolescente y dos amigas, en la vecina provincia de Santiago del Estero a la madrugada en el Hospital Zonal de Las Termas, con una hemorragia que las asustó sobremanera.

Ello se desprende de una investigación de oficio iniciada por el fiscal de Las Termas, Carlos Vega. Las protagonistas son tres amigas: dos de 17 años y la restante de 15.

Todas se encontraban en la casa de un amigo de 19 años y otro muchacho.

Las de 17 pasaron a sendas habitaciones con sus “amigos” y la de 15 quedó viendo televisión en el comedor.

Minutos después, una de las chicas comenzó a gritar y los demás chicos acudieron a ver qué pasaba.

Entraron en pánico cuando vieron a la menor en la cama y sangrando, sin que el joven pudiese explicar lo que estaba sucediendo. Tampoco la víctima podía dilucidar nada, presa del susto y el dolor.

Presurosos, la ascendieron a un vehículo y la llevaron al nosocomio local. Allí se habría determinado que sólo presentaba signos de haber mantenido una relación sexual.

Al día siguiente recibió el alta médica y pudo retornar a su casa.

Siempre en función de la investigación del caso, la menor no deseaba denunciar nada, pero el incidente se publicó en Facebook y, enseguida, su entorno se enteró de todo y denunció el abuso y atribuyó amenazas a los dos muchachos.

Al ser informado, el fiscal ordenó la aprehensión del joven que acompañaba en la habitación a la adolescente.

Rápido, el abogado Eduardo Salvatierra Paz interpuso varios recursos, por entender que no había delito alguno.

El suceso fue debatido en Las Termas y con los días, el joven recuperó su libertad.


Informes médicos

La batalla legal incluyó informes médicos y el relato de la propia adolescente, quien habría manifestado que todo fue accidental.

Después de merituar en profundidad el caso, la Fiscalía, la defensa y el juez de Control y Garantías, coincidieron en la libertad del joven apresado, aunque le impusieron duras reglas de conducta.

La chica de 15 declaró ante los psicólogos

Todos los funcionarios se trasladaron a la ciudad capital y presenciaron la Cámara Gesell.

Trascendió que ella señaló que no vio nada, porque estaba sola viendo televisión y que sus amigas estaban en las habitaciones con los “amigos”.

Ahondó que no escuchó gritos, ni golpes, ni nada que pudiese asociarse con una agresión física o abuso.


Desde afuera

Vale subrayar que el relato de la menor concierne sólo a su visión externa, ya que desconoce lo ocurrido dentro de la habitación.

Idéntico panorama habría sido ya indicado por la otra chica de 17, quien manifestó que abrió la habitación y encontró a la amiga sangrando en la cama.

No habría aludido a nada violento.

Te puede interesar