Sorprendieron al comisario comiendo asado y tomando vino con los presos en la seccional

Nacional 17 de septiembre de 2019
Una autoridad de la Jefatura se trasladó al lugar y comprobó la grave irregularidad.
jefe

La mesa estaba lista. El asado humeaba en el patio, mientras los comensales ingerían un vino tinto como aperitivo. Había risas y anécdotas de por medio que acompañaban la reunión.

Todo aparentaba ser el escenario de un encuentro entre amigos o de familiares. Sin embargo, el asado se estaba realizando en la comisaría y los protagonistas eran un jefe policial y tres detenidos.

El escándalo sucedió en la sede de la Comisaría Comunitaria Nº 45 del barrio El Vinalar, en la zona sur de la ciudad de Santiago del Estero.

Alrededor de las nueve de la noche del sábado pasado, los presos y el segundo jefe de la dependencia se sentaron a degustar el asado en el fondo de la comisaría.

La grave irregularidad trascendió el perímetro de la sede policial. La noticia llegó hasta la Jefatura de Policía, a través de fotografías y videos casi al instante.

Una de las máximas autoridades de la fuerza de seguridad santiagueña se trasladó de inmediato hasta la Comisaría 45, donde corroboró personalmente la situación y puso inmediatamente al subcomisario, de apellido Díaz, en disponibilidad preventiva.

Le retuvieron el arma de fuego y la credencial, además de informarle que debía presentarse en la Jefatura para informarle sobre el sumario administrativo que se le iniciará.

En tanto, los reos volvieron a los calabozos, de donde no debían haber salido.

Como parte del sumario administrativo, casi inmediatamente se recibieron testimonios de todos los suboficiales y oficiales que se encontraban de guardia y que contaron el irregular hecho de esa noche y todo lo que se vive en la comisaría

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar