Boxeador "Kojak" descubrió que el gomero le mandaba mensajes a su mujer: le pegó 20 tiros

Nacional 20 de septiembre de 2019
Le pelea fue escalando los niveles de violencia hasta que el boxeador sacó un arma y disparó al aire para intimidar al otro.
boxeador

La policía de Misiones lo buscaba desde el martes a la noche pero, en las últimas horas, Víctor “Kojak” Ríos llegó alcoholizado y por sus propios medios a la comisaría para entregarse.

El boxeador de 38 años estaba prófugo acusado de balear al dueño de una gomería porque le escribía mensajes de texto a su mujer.

Todo empezó el martes cerca de las 23 en el negocio que Cesar Leiva tiene sobre avenida Quaranta, a donde Ríos llegó junto a su pareja y le reclamó al gomero que dejara de intentar comunicarse con ella.

Le pelea fue escalando los niveles de violencia hasta que el boxeador sacó un arma y disparó al aire para intimidar al otro.

El segundo disparo hirió a Leiva en la mano pero entonces con la ayuda de su hijo y uno de sus empleados, que habían escuchado las detonaciones, logró sacar a "Koyak" de la gomería. Sin embargo, el enfrentamiento no terminaría así.

Ríos se fue pero volvió poco después a bordo de una moto y abrió fuego nuevamente. Uno de los testigos del hecho dijo al portal Misiones Online que el agresor usó tres armas para ese segundo ataque y que disparó por lo menos 20 veces.

Uno de esos tiros hirió al gomero en la pierna izquierda, a la altura de la tibia y peroné.

Leiva fue trasladado en una ambulancia al Hospital de Madariaga y fue dado de alta después de recibir las curaciones.

Al mismo tiempo empezó la búsqueda del boxeador, que continuó sin éxito durante más de 24 horas hasta que él mismo se entregó.

Ríos fue detenido y trasladado hasta la base de sanidad policial, donde los estudios determinaron que tenía 0.4 de alcohol en sangre.

Te puede interesar