Femicidio de Jéssica González: las escenas de celos del imputado a la víctima eran constantes

Justicia 20 de septiembre de 2019
El juicio contra Raúl Antonio Pérez por el femicidio de la joven continuó hoy con la recepción de seis declaraciones testimoniales. Todos se refirieron a situaciones en las que el hombre demostraba ser muy celoso.
Raúl Antonio Pérez
Raúl Antonio Pérez, imputado por el femicidio de Jéssica González

Hoy declararon el propietario y la mucama del motel donde ocurrió el hecho, una prima del imputado y tres feligreses de la iglesia evangélica donde Jéssica González lideraba un grupo juvenil de estudios bíblicos. 

Uno de los testigos, amigo de la víctima y miembro de la comunidad evangélica, manifestó que Jéssica le había comentado acerca de las escenas de celos de Raúl Pérez. El imputado la había celado con dos o tres varones que concurrían al templo, haciéndole planteos porque conversaba con ellos. El testigo afirmó que Jéssica estaba molesta por esas escenas, pero le pidió a él que no interviniera porque ella se iba a encargar de aclarar las cosas con Pérez. Según el testigo, Jéssica se mostraba comprensiva porque consideraba que Raúl era una persona de autoestima baja.

A continuación compareció una prima del imputado. Contó que Pérez comenzó a participar de las actividades de la iglesia porque ella lo invitó. Se lo sugirió luego de que él le comentara en una charla por Facebook que tenía problemas con la madre de su expareja, quien no le permitía ver a su bebé. Fue así que el imputado conoció a la víctima. La testigo afirmó que era evidente que a su primo le gustaba Jéssica. Al notarlo, ella le preguntó a “Jessi” si sentía lo mismo pero ella le respondió que no, que solo le gustaba como amigo.

La testigo también hizo alusión a una escena puntual de celos protagonizada por Pérez en la iglesia, el martes previo al suceso fatal, que desencadenó un reclamo de la víctima hacia el acusado.

La joven contó que esa misma noche, estando ya en su casa, el imputado le escribió para pedirle que le enviara una captura de pantalla del estado de whatsapp de Jéssica, porque sospechaba que lo había bloqueado. Ella se negó y él le respondió: “La Jessi ya fue”.

Al otro día -miércoles-, el acusado volvió a escribirle para decirle que extrañaba la iglesia pero que no iba a ir “para no ver cosas raras” y le deslizó que “alguien le había hablado mal de Jéssica”, sin darle mayores detalles.

jessica gonzalez

Otra de las testigos que prestó declaración hoy, feligresa del mismo templo evangélico, refirió que el miércoles a la noche Pérez faltó a la reunión de estudio bíblico, pero le envió insistentes mensajes de texto a ella, preguntándole si Jéssica y un joven con quien la celaba habían estado presentes. Como ella estaba enterada del episodio de celos que el imputado había protagonizado el día anterior, le respondió molesta que dejara de insinuar cosas con respecto a Jéssica.

El tribunal pasó a un cuarto intermedio hasta el lunes. Está previsto que ese día declaren efectivos policiales y peritos del CIF. Los alegatos se llevarán a cabo el miércoles 25 de septiembre.

Te puede interesar