Diez pasos para dejar tu nuevo portátil listo para usar

Tecnología 04 de octubre de 2019
El momento de sacar de la caja un portátil nuevo y colocarlo sobre tu escritorio es realmente agradable. A partir de aquí, toca configurarlo para dejarlo todo a punto. Vamos a orientarte sobre las diez primeras cosas que debes hacer para dejar tu portátil listo para la batalla.
word-image-139

Actualiza Windows

Tanto si tu portátil viene con el Windows preinstalado como si lo has instalado tú manualmente, el primer paso que debes dar en cuanto lo arranques por primera vez es conectarlo a una red segura y descargar todas las actualizaciones necesarias del sistema operativo. Es fundamental que permitas a tu Windows ponerse al día con los parches más recientes para que subsane cualquier posible fisura en su sistema y pueda ofrecerte la versión mejor de su rendimiento desde el primer día. Este proceso puede tomar varias horas y es posible que tengas que reiniciar el sistema varias veces, pero realmente merece la pena dedicarle un poco de paciencia en esta instancia.

Instala un navegador

Para los siguientes pasos tendrás que navegar por la red, así que vas a necesitar un buen navegador. Edge no es el más adecuado. Utilízalo solo esta vez para descargar Firefox o algún otro navegador similar y comienza a utilizar el nuevo a partir de ahora.

Configura tú VPN

Cuando tengas tu navegador listo, instala y configura tu VPN de confianza. Vas a tener que ponerte a buscar drivers y muchas otras cosas en las próximas horas, así que es mejor que cuentes desde ya con la seguridad y la tranquilidad de contar con tu conexión encriptada y el anonimato que te garantiza tu VPN.

Instala un antivirus

Descarga e instala ahora un antivirus profesional de máxima confianza. Recuerda que, como ocurre con las VPN, es conveniente que apuestes siempre por servicios de pago en todo lo relativo a la seguridad de tus equipos. Un antivirus gratuito puede funcionar bien hasta cierto punto, pero no te garantizará una plena seguridad a la hora de la verdad. Tus archivos merecen mucho más que eso. Recuerda actualizar el antivirus en cuanto lo hayas instalado.

Actualiza los drivers

Toda vez que Windows esté plenamente actualizado, es hora de hacer lo mismo con los drivers. Si tu portátil es sencillo y no dispone de un hardware demasiado avanzado, probablemente los drivers del propio Windows ya sean suficientes. Sin embargo, si cuentas con un portátil de alta gama o lo has montado de forma personal para añadirle un par de gadgets, probablemente necesites la última versión de sus drivers originales para poder utilizarlos a pleno rendimiento. Acude a sus respectivas webs para descargarlos y desconfía siempre de las webs genéricas.

Desinstala el bloatware

Ahora tu portátil ya comienza a parecer un portátil, ¡por fin! Pero aún quedan algunos detalles por pulir. Ve al panel de control y revisa la lista de programas instalados. Es muy posible que tu Windows venga con programas innecesarios preinstalados por el fabricante de tu portátil o por la propia Microsoft. Analízalos uno por uno y desinstala cuidadosamente todos aquellos que no necesites. Tu nuevo portátil no necesita comenzar su vida útil cargando con esa basura.

Copia tus antiguos archivos

Lo que sí necesitará son tus archivos personales. Es el momento de acudir a tu ordenador viejo por última vez. Haz una copia en un disco duro externo de todos los archivos que tengas allí y trasládalos al portátil nuevo para que puedas comenzar a trabajar con ellos. El disco duro externo y el portátil viejo te servirán además de backup en caso de emergencia. También es buena idea aprovechar el traslado para hacer un poco de limpieza y deshacerte de los ‘trastos viejos’. ¡Llévate solo los archivos que realmente necesitas!

Comprueba tu hardware

Cuando ya tengas todo listo, puedes tomarte algo de tiempo para testear tu nuevo hardware pieza por pieza y comprobar su rendimiento. Dispones de diferentes herramientas de benchmarking gratuitas para hacer esto. También te ayudarán a detectar posibles defectos en tu hardware. Si tu procesador no rinde como se le supone, quizá sea buena idea contactar con el fabricante.

Actualiza la BIOS

Si tienes experiencia con los ordenadores, también es buena idea que dediques algún momento a actualizar la BIOS. Una BIOS actualizada puede resolver problemas de hardware y mejorar el rendimiento general de tu placa y todo el sistema.

¡Disfruta!

El último paso es definitivamente el más importante. ¡Disfrutar! Ya tienes tu ordenador listo para muchas horas de trabajo durante los próximos años. ¡Cuídalo bien, y haz que dure!

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar