Se oponen a que se beneficie con la “probation” a quien mató a un motociclista en un accidente

Justicia 10 de noviembre de 2011
Un grupo de familiares de Esteban Rolando López Frenegal, muerto en un accidente de tránsito el 18 de marzo de 2010, realizaron ayer una protesta en la Ciudad Judicial contra el beneficio de la “probation” al conductor acusado de su muerte. Por el contrario reclaman que se siga el criterio de la fiscal Correccional 7, Gabriela González, quien se opuso a que el imputado sea favorecido con esa figura.

Esteban López Frenegal murió tras ser embestido por un automóvil Chevrolet, conducido por Sebastián Jorge Vujovich.

El fatal accidente se registró el 18 de marzo de 2010 en la avenida Reyes Católicos al 1600, cuando el vehículo salió de la calle Los Yuchanes e ingresó a la avenida, golpeando la motocicleta en la que circulaba la víctima.

A raíz del impacto, López Frenegal salió despedido y dio con su cuerpo en un árbol, siendo auxiliado por un vecino, médico de profesión.

Sin embargo, el joven motociclista de 25 años presentaba graves lesiones internas, las que determinaron su muerte a poco de ingresar al hospital San Bernardo.

Proceso

El proceso judicial fue llevado adelante por la fiscal González, quien luego de sortear varios planteos defensivos, requirió juicio para Vujovich a principios de setiembre pasado en el Juzgado Correccional 7, a cargo de la jueza Carolina Sanguedolce. En su planteo, la representante del Ministerio Público dejó sentado que el conductor del auto fue el responsable del fatal choque, puesto que al girar e ingresar a la avenida lo hizo de manera imprudente.

En octubre pasado, en tanto, la jueza comenzó con el debate, circunstancia en que la defensa de Vujovich solicitó la suspensión del juicio a prueba y que su cliente sea beneficiado con la "probation", instituto contemplado por el Código Penal y que permite que un imputado pueda abstraerse de la condena a cambio de hacerse cargo de la reparación del daño.

Frente a este planteo, la fiscal González se opuso en función de que la "probation" está establecida para delitos cuyo máximo de la pena sea de tres años, cuando el caso de homicidio culposo tiene un máximo de cinco años y el doble de inhabilitación para conducir.

Asimismo, se quejó la representante del Ministerio Público por la irrisoria suma ofrecida (mil pesos) por el acusado para compensar la muerte del motociclista.

Fuente: Nuevo Diario de Salta

Te puede interesar

Boletín de noticias

Te puede interesar