Cómo pasa sus días en la cárcel Lázaro Báez a un mes de su detención

Nacional 04 de mayo de 2016
El detenido empresario no ha recibido más que las visitas de tres amigos y sus abogados en el servicio penitenciario de Ezeiza, donde pasa sus días en silencio, sin sociabilizar con sus compañeros de pabellón, respetando su rutina de dormir siesta y sin indicios de depresión.
570eadbb53851_565_319!

El detenido empresario Lázaro Báez cumplirá este jueves su primer mes en el Servicio Penitenciario de Ezeiza, donde no ha recibido más que las visitas de tres amigos y sus abogados, mientras pasa sus días en silencio, son sociabilizar con sus compañeros de pabellón, respetando sus rutinas de dormir siesta y sin indicios de depresión.

"En este primer mes recibió las visitas de tres amigos (Gustavo Coramidas, Diego Navarro y "el viejo Sofo"), pero ni siquiera lo visitan los tres días de la semana que están destinados a recibir visitas, sino que se turnan. Uno va un lunes, otro un sábado, y luego el otro, el lunes siguiente", dijo a Télam una fuente de la investigación.

La fuente agregó que de su familia "nadie lo visitó", y que sus amigos no le llevan comida, sino sólo unos sándwiches para compartir durante la visita, que se desarrolla en una especie de salón de usos múltiples, con mesas y sillas, y que por lo general es más corta que las dos horas de las que disponen.

"Una vez terminadas las visitas, Báez deja lo que sobró de comida, y entra, sin nada, nuevamente a su pabellón", contó la fuente.

Según dijo, "Báez come la comida del Servicio Penitenciario Federal, no se queja, y no pide que le traigan algo distinto ni que sus compañeros de celda cocinen algo especial, algo muy común en los pabellones, donde algunos detenidos son muy afectos a cocinar".

Te puede interesar