Rige la pena contra el que demanda de sexo en la vía pública: Ningún detenido

Policiales 23 de mayo de 2016
A pesar de la vigencia del nuevo Código Contravencional, aún no se penó a ningún consumidor. Los fines de semana, en promedio, se detienen cinco personas por la oferta de sexo en la calle.

Desde que se reformó el marco jurídico contravencional, la Policía mantiene la misma forma de actuar al respecto de la oferta y la demanda de sexo en la vía pública. El mayor agravante es que en cuatro meses no se dispuso ni una sola sanción a los que pagan por sexo, solo se sostiene la persecución sobre las personas que ofrecen sexo en la calle.

Según confirman desde la fuerza policial, durante los fines de semana se demoran a cuatro o cinco personas. Aclaran que esos índices se registran cuando se montan operativos especiales a causa del mayor movimiento nocturno. No obstante, ninguna de las situaciones en las que intervino la Policía se corresponden con consumidores de sexo.

El comisario general Bautista Díaz reconoció que "nosotros siempre trabajamos de la misma manera, aunque es cierto que ahora tomó cierta notoriedad el tema porque colocamos mayores recursos". Es decir, si bien se han montado operativos más voluminosos, se continúa con las mismas perspectivas con las que se trabajaba antes de las reformas al Código de Contravenciones.

En enero de este año se pusieron en marcha las modificaciones al Código Contravencional de la Provincia, las cuales habían sido sancionadas a principios de diciembre y promulgadas poco antes de las fiestas de fin de año. Una de las novedades que consignó fue el cambio del artículo 114 y la derogación del 115. En resumidas cuentas, se pasó de considerar un delito solo a la oferta de sexo en los espacios públicos a concebir que tanto el ofrecimiento como la demanda eran actos de contravención.

"En total, desde que se puso en marcha el nuevo Código de Contravenciones, hemos demorado aproximadamente 30 personas", subrayó el comisario general, que luego admitió que ninguno de los procesos punitivos se cursó contra demandantes. Justificó ese accionar remarcando que la demanda "es un poco más vidriosa". Puntualizó que "cuando va la Policía los consumidores desisten o se dan a la fuga", ya que normalmente no se bajan de sus vehículos.

Ratificación policial

A pesar que el artículo 114 del Código, modificado mediante la ley 7914/15, dice explícitamente que "serán sancionados con arresto de hasta veinte días o multa equivalente las personas que demandaren u ofrecieren servicios de carácter sexual por dinero u otra retribución en la vía pública o espacio público", la Policía aún no encontró la forma de lograr atrapar y penar a los consumidores.

"Hemos decidido resguardar las zonas donde se ejerce la prostitución ante las denuncias y quejas de los vecinos, pero no varió el procedimiento, siempre lo hemos hecho de la misma forma", aseguró Díaz aunque luego agregó que "se incrementaron notoriamente los operativos, sobre todo en las madrugadas y los fines de semana".

Antes de los cambios sancionados a fines del año pasado, el marco regulatorio del ámbito contravencional estipulaba lo siguiente en lo que a oferta y demanda de sexo en el espacio público respecta: "Serán sancionados con arresto de hasta quince días, conmutables con multa equivalente, las personas que ofrecieren o incitaren en la vía pública a practicar actos sexuales, por dinero o cualquier otra retribución que ofreciere". Es decir, ser consumidor no estaba considerado una contravención.

El comisario, un poco contrariado, afirmó: "El proceder fue siempre el mismo, nosotros sabemos que la prostitución no está legalizada y ahora se está trabajando contravencionalmente con el artículo 114 que pena la oferta y la demanda de sexo en la vía pública". Prosiguió que "no hubo ninguna modificación en los operativos, si bien es cierto que los horarios pueden haber cambiado, los procedimientos siguen iguales".

Inconvenientes

El primer fin de semana de abril redundó en hechos de violencia en perjuicio de las mujeres trans que ejercen la prostitución. El operativo estuvo a cargo del Grupo de Operaciones Policiales de Alto Riesgo (Gopar). La acción de los efectivos causó repudios de varios sectores, lo cual llevó al propio jefe de Policía, Marcelo Lami, a declarar que cambiarían la forma de actuar con las personas que se prostituyen en la calle.

Consultado por estas cuestiones, el comisario Díaz fundamentó que "lo que nosotros hacemos no es represión, hacemos prevención. Si amerita alguna detención, se la realiza", y acotó: "La represión puede que se haya dado en algunas circunstancias en las que se debió recurrir al uso de la fuerza pública, en la que intervinieron masculinos, que es el reclamo que sostuvieron ellos. Eso sí se cambió".

El referente indicó que "la fuerza tiene la facultad de proceder en los actos de infragancia y hacer cesar el delito o el desorden público". Por último, remató: "La policía está haciendo respetar esa contravención, sea el varón, la mujer o la mujer trans, la fuerza puede proceder primero para prevenir y, dado el caso, para realizar detenciones".

Zona de convivencia

La oferta y demanda de sexo en la vía pública dejan de ser contravenciones cuando se destina un espacio para que funcione como "zona roja". Mediante una ley provincial se dejó sentado que son los municipios los que deben decidir tal cuestión. En la ciudad capitalina, el Concejo Deliberante rechazó la posibilidad de que haya una zona de convivencia, el tema es que, pese a los reclamos, todo quedó archivado.

Fuente: El Tribuno

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar