Denunció que una empresa de ambulancias asistió mal a su abuela y ésta falleció

Reclamo 28 de septiembre de 2020
Una joven reclamó que contrataron una ambulancia para derivar a su abuela por problemas de coronavirus. Afirmó que hubo irregularidades en el socorro de su familiar, quien murió.
ambulancia
Foto ilustrativa.

Una salteña denunció a través de sus redes sociales la mala atención que habría recibido por parte de una empresa privada de salud para la atención de su abuela, quien presentaba problemas respiratorios a raíz del coronavirus y que necesitaba ser trasladada, pero que los profesionales que fueron a asistirla lo habrían hecho de forma incorrecta, despreocupada y de mal modo.

Paola es esta joven quien por su cuenta personal de la red social Facebook compartió su testimonio que se viralizó. En su relato, contó que su abuela tenía COVID-19 que le generó dificultades respiratorias, por lo cual, la asistían con oxígeno. Posteriormente necesitaron trasladarla para darle una mejor asistencia. Para eso debieron contratar una ambulancia y no perder la cama que le habían conseguido a la abuela.

Según su descargo, ella y su familia habrían contratado una ambulancia de alta complejidad de la empresa Medisem, para la cual habrían pagado $18.000, con la promesa que los asistirían un doctor y un enfermero. Sin embargo y en base a su relato, solo fueron una enfermera y el chofer, no habrían mostrado apuro pese al cuadro grave en el que habría estado la abuela ni tampoco descendido la camilla para subirla al rodado.

A esto la chica dijo que a la abuela, quien tenía sus tubos de 9 litros de oxígeno que le habían conseguido con la familia, le cambiaron al que estaba conectada por otro de 3 litros. “Mi abuela empezó a ponerse nerviosa porque no le llegaba suficiente oxígeno, gritaba como podía, mi familia le gritó (al personal sanitario) que le vuelvan a conectar el oxígeno grande (pero) la enfermera muy desubicada le dijo de mala manera que no, que sí le llegaba el oxígeno”.

Del mismo modo comentó que al subirla a la abuela a la ambulancia, ésta “no prendió las luces ni el sonido (por la sirena) cuando una persona está grave; mi abuela también bajaba la saturación super rápido”. En su testimonio sumó que “mi mamá es enfermera y pidió poder ir con ella en la ambulancia a lo cual le cerraron la puerta en la cara”, dijo en su escrito.

“Al hospital llegó muy mal y lamentablemente ya no resistió la intubación por lo que nos dijeron”, afirmó Paola dando a conocer que la abuela falleció. “El servicio de ambulancia es una verdadera porquería, cuento esto porque acabo de perder a la persona que más amaba en la vida y que a esta gente no le importa”, concluyó su denuncia.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo