Créditos hipotecarios: características

Sociedad 27 de noviembre de 2020

Los créditos hipotecarios son productos financieros mediante los cuales se pueden adquirir por medio de un préstamo a largo plazo el inmueble que se desee, que a su vez queda en garantía hipotecaria a favor de la entidad financiera que otorga el préstamo, hasta la cancelación del mismo. 

De esta forma, la cantidad máxima de los créditos hipotecarios es siempre el valor del inmueble. No se puede otorgar un importe superior al inmueble que se quiere adquirir, aunque sí uno inferior. Está muy precisa y claramente explicado todo lo referido a este tema en la siguiente página web: créditos hipotecarios ICBC.

Mudanza cajas

La garantía hipotecaria es la característica principal de los créditos hipotecarios. Al realizarse la operación, es decir, al comprarse el inmueble con el crédito entregado por la entidad financiera, el inmueble adquirido se grava con una hipoteca. Por lo tanto, si no se pagara el crédito, la entidad financiera acreedora podría ejecutar la garantía hipotecaria. De esta manera, la entidad financiera tendría la posibilidad de vender el inmueble sobre el que recae la hipoteca para saldar la deuda pendiente. Esta situación plantearía dos escenarios posibles:

- Si el importe obtenido por la venta es superior a la deuda pendiente, la parte restante deberá ser abonada al deudor. 

- Si el importe obtenido por la venta es inferior a la deuda pendiente, la entidad financiera podrá dirigirse contra la totalidad de los bienes presentes y futuros del deudor, hasta saldar toda la deuda. 

En definitiva, la responsabilidad del deudor es con la hipoteca de su inmueble y con el resto de sus bienes presentes y futuros, de lo que se desprende que en un crédito hipotecario existen garantías adicionales que otros créditos no tienen, lo que hace que el tipo de interés aplicable sea inferior a otros créditos. 

Cajero Dinero

Las características y elementos que conforman los créditos hipotecarios, pueden desglosarse de la siguiente manera: el porcentaje del crédito respecto al valor de la vivienda o del bien inmueble, los gastos que implican la compraventa y la hipoteca, los tipos de interés, los plazos de vencimiento, la amortización, las formas de pago y las cláusulas legales, que pueden ser diferentes en una entidad financiera y en otra. 

¿Cómo acceder a un crédito hipotecario?

Para solicitar un crédito hipotecario, debe cumplirse con una serie de requisitos, que son los siguientes: 

-Tener como mínimo, 18 años de edad, y como máximo, 65 años al momento de pedir el crédito, y no más de 75 años al momento de pagar la última cuota. 

-Contar con un ingreso mensual mínimo de $10.000 netos (grupo familiar). Hay que tener en cuenta que se puede sumar ingresos con el cónyuge o con el conviviente. 

-Acreditar una antigüedad laboral mínima de 1 año, tanto para trabajadores en relación de dependencia como para independientes. 

-Relación cuota ingreso: 25% del ingreso familiar. 

Cuentas contador negocio empresas emprendedores

Diferencias entre crédito y préstamo

Por supuesto que los créditos y los préstamos tienen similitudes, pero al mismo tiempo, presentan algunas diferencias, no siempre conocidas por la mayoría de la gente. En un crédito, por ejemplo, el Banco le da a un cliente una cuenta para que pueda acceder a la cantidad de dinero que necesite. Éste se compromete a pagarlo periódicamente con los gastos e intereses sumados por la entidad financiera. 

En cambio, en un préstamo, el Banco pone a disposición del deudor una cantidad fija de dinero, la cual debe devolver con los intereses correspondientes en un tiempo determinado. Se trata de una operación a mediano o largo plazo, que se va a amortizando en cuotas regulares, en tanto y en cuanto el cliente las va pagando. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar