¿Cuáles son las diferencias entre la RTO y la VTV?

Tecnología 28 de abril de 2021
auto rtv

Compras un nuevo vehículo y sabes que va a tener que pasar por una serie de revisiones para poder seguir circulando por la vía pública, pero la verdad es que no sabes ni cuál corresponde, ni cuánto cuesta, ni qué hace falta. Se habla mucho de la RTO y la VTV, revisiones obligatorias para determinados autos que se tienen que llevar a cabo llegado cierto momento.

Puedes acceder directamente a la más común, la VTV, a través de VTVTurno.com.ar Es la que suele hacer más falta en Argentina, pero, ¿en qué se diferencia de la RTO? Esta cuestión, y otras también importantes en relación con ambos procedimientos, es lo que vamos a abordar a continuación.

Qué es la RTO y qué es la VTV: sus diferencias

Para ver en qué se diferencian ambas cosas, antes tenemos que ver qué es cada una por separado. Por un lado tenemos la RTO, que son las siglas de la Revisión Técnica Obligatoria de vehículos. Por otra parte, tenemos la VTV, que es la Verificación Técnica Vehicular. A priori parecen exactamente lo mismo y, sobre el papel, lo son, ya que son revisiones fundamentales para garantizar la correcta circulación de determinados vehículos por las carreteras del país.

Ahora bien, la diferencia radica en el tipo de vehículos al que se destinan. Y es que la RTO es obligatoria para todos los vehículos de pasajeros y de carga que lleven a cabo transportes interjurisdiccionales. Por otra parte, la VTV no es una revisión que habilite el vehículo para la carga. Esto ya establece dos grandes diferencias en cuanto a las categorías de automóviles y demás medios de transporte que deben pasar por ellas.

Por supuesto, hay diferencias también en cuanto al proceso que hay que llevar a cabo en ambas y las pruebas técnicas que se realizan en cada una. De hecho, se llevan a cabo en lugares diferentes y tienen períodos de validez distintos. Vamos a ahondar en cada una para marcar mejor las distancias.

Lo que debes saber de la RTO

La RTO se rige por la administración de la Consultora Ejecutiva Nacional de Transporte, o CENT. Puede llevarse a cabo en un total de 112 talleres privados que hay por toda Argentina, teniendo como objetivos los VTVTurno.com.ar. Cualquiera de estos debe contar con la aprobación de esta verificación obligatoria si quieren circular por la vía pública.

Esto quiere decir que motos y triciclos, vehículos de cuatro ruedas destinados a transporte de pasajeros o de carga o incluso los semirremolques, acoplados o semiacoplados, deben pasar por esta revisión antes de circular. 

La prueba consiste en una serie de tests para comprobar el sistema de dirección y de frenos, los neumáticos y las llantas, la carrocería, los elementos de emergencia, el chasis, el sistema de frenos, las emisiones, los sistemas de arrastres y un largo etcétera de aspectos esenciales para garantizar la seguridad tanto de conductor como de pasajeros, cargas y transeúntes.

Se requiere DNI, licencia de conducir acorde al vehículo, recibo de patente, documentos del seguro y habilitación del equipo de gas en el caso de vehículos con GNC. Asimismo, la RTO debe llevarse a cabo a partir de los 3 años desde el patentamiento o, en su defecto, en caso de que se excedan los 60.000 kilómetros recorridos. Su coste es de 1.400 dólares para las camionetas de transporte de carga y de 1.200 dólares para las de uso particular.

Lo que debes saber de la VTV

La VTV mira al estado mecánico y las emisiones de gases de los automotores. Se tiene que llevar a cabo en todos los vehículos particulares de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires que tengan más de 3 años de antigüedad o que hayan recorrido más de 60.000 kilómetros, siempre y cuando tengan hasta 3.500 kilos. En caso de los motovehículos particulares, deben hacerse cuando cuenten con 1 año de antigüedad.

En este caso, el procedimiento a seguir implica la comprobación del sistema de dirección y del tren delantero, junto con el de frenos, los faros, los cinturones de seguridad, la suspensión, la emisión de gases y ruidos y las llantas y neumáticos. Todo el conjunto mecánico, de seguridad activa y pasiva del vehículo, junto con sus características contaminantes.

Su precio es más bajo que el de la RTO, ya que asciende a los 802 dólares en caso de vehículo normal y hasta los 301 dólares en caso de motovehículo. Muy por debajo de lo que cuesta la RTO, aunque obviamente es así porque, en primer lugar, no está destinado a transporte de cargas y, en segundo, el número de pruebas que se llevan a cabo es muy inferior.

Estas son las principales diferencias que hay entre ambos, y todo lo que necesitas saber si compras un vehículo y no sabes cómo proceder y a dónde acudir. En caso de ser algo destinado al uso particular y tradicional, lo más habitual es el VTV. Así que, prácticamente, se puede descartar el otro proceso salvo que se cumplan las condiciones que contempla.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar