Los millonarios negocios de L-Gante: vino, ropa, publicidades y mucho más

Medios 25 de diciembre de 2021
L-Gante

A partir de llegar a los primeros puestos en Billboard Argentina Hot 100 en el 2020 con su tema “L-Gante Rkt”, el fenómeno L-Gante no paró de ascender. Hoy, el creador de la “Cumbia 420” es un artista que llena estadios como el Luna Park, donde tocó por primera vez el pasado 20 de noviembre.

El trapero dio su show vestido con remeras personalizadas de la marca Baller Brand, como la que se puede ver en su instagram con la leyenda “Cumbia 420 K-Loke”, y cuyo precio es $ 9.044. Según trascendió en medios, las presentaciones del artista en boliches o salones privados tiene un valor de $ 1.500.000 , una cifra que escala a 2.000.000 si las personas en el evento son entre 3.000 y 5.000. Royalties Calculator es una página que calcula la cantidad de oyentes que tiene por mes un artista y cuáles son sus ganancias estimadas en función del precio por play. Según este sitio, L-Gante tiene 8,9 millones de oyentes mensuales en Spotify y unas ganancias estimadas en más de 28.300 dólares mensuales y de más de 339.600 al año.

El trapero no solo demostró ser un artista que sintonizó de forma muy eficaz la necesidad de su público. El chico oriundo de General Rodríguez demuestra ser estratégico en sus movimientos a la hora de lograr mayor impacto, nuevos negocios y acuerdos con empresas importantes. Para mencionar dos casos como muestra, en septiembre de este año el cantante dio un show en Mendoza, y de paso presentó su propio vino. Producido a través de la empresa Biri Biri Wines, Tinty 420 es un vino malbec hecho con uvas del Valle de Uco que fue lanzado a un precio de $ 780 pesos y que hasta ahora se vende solamente por mail ([email protected]).

L- Gante cuenta que la idea surgió hablando con sus managers, que se pusieron en contacto con la wine broker Marina Mendieta para que lo asesorara, y luego con Bernardo Bossi Bonilla, reconocido enólogo responsable, entre otras cosas, de los vinos del ex futbolista Nicolás Burdisso. Sobre esta apuesta, Damián Campins, socio director de Biri Biri Wines, contó: “El proyecto llevó entre seis y siete meses. Salió una tanda de 10.000 botellas que se agotaron y probablemente lanzaríamos 10.000 más de cara al año que viene. Apenas lo comunicaron se les fue de las manos, y eso que no es un vino orientado a consumo masivo por el precio”.

Otro ejemplo del fenómeno ocurrió durante el mes de octubre, cuando L-Gante protagonizó una campaña publicitaria de Mercado Pago, la billetera virtual de Mercado Libre, en la que aparecía rapeando consejos sobre qué hacer con las finanzas personales.  “L-Gante te lo explica, como el ABC, pero con tu guita”, cantaba el joven artista. “El objetivo de la campaña con artistas urbanos es continuar promoviendo la inclusión financiera y la democratización del acceso a herramientas financieras de la región que permiten gestionar el dinero de forma sencilla”, dijeron desde Mercado Libre, recientemente primera en el ranking de las empresas más valiosas de Latinoamérica. Además, la empresa declaró que el trapero les gustaba para la campaña porque su música “urbana” llega mucho a los jóvenes y eso permite “acompañarlos y explicarles que a través de soluciones simples, como las que ofrece Mercado Pago, se puede llevar un manejo del dinero sin que sea aburrido ni difícil”.

L-Gante masivo

Más allá de su personalidad disruptiva y popular, es claro que L-Gante forma parte de del fenómeno de la nueva camada de artistas jóvenes que cultivan ritmos urbanos como el reggaeton, el trap o el rap -como es el caso de Diky o María Becerra- y que a su vez son potenciados por el avance de la tecnologías, que hace que ya no sea tan necesario ser descubierto por una discográfica y que se pueda iniciar una carrera musical tan solo a través de Spotify o un canal de Youtube.

“Es el recambio generacional más fuerte de las últimas décadas. En el rock argentino no tenemos celebridades jóvenes desde Soda Stereo o Spinetta. De los 90’s para acá casi todos los rockeros famosos eran mayores de treinta y cinco. Este es un momento de jóvenes por jóvenes y donde rompieron con la industria, vienen de otros lados y lo están haciendo solos. Tiene todas las características de un movimiento, tienen su vestimenta, su estética, sus deportes, su arte que son los grafittis, sus competencias que son los freestyle. Colaboran y se nutren entre ellos”, opina el productor musical Juan Florido.

El Luna Park no fue el único salto cuántico de L-Gante durante noviembre. Ese mes el cantante colaboró con Tini Stoessel en la canción “El Bar”, que ya cuenta con 59.210.778 vistas y 901.225 likes en YouTube. De acuerdo al último ranking de Spotify, L-Gante y Tini fueron dos de los artistas argentinos más escuchados de Argentina a lo largo del 2021, y “El Bar” llegó a estar primero en su lista de los temas más escuchados.

Agustín Guevara fue manager de Spotify para el Cono Sur y hoy dirige EskaleraReal, una netfwork que brinda servicios para artistas musicales. Según él, la estrategia de L-Gante es apelar a captar lo popular y todo aquello que la gente consume masivamente. “Hace temas con Tini, hace lo de Mercado Pago; estuvo con la Mona Giménez en Córdoba; versionó la ’Mano de Dios’ en homenaje a Maradona y a Rodrigo: su estrategia es ser lo más popular posible. Es un artista que desarrolla un género musical con un desarrollo propio como es la “cumbia 420” (mezcla de cumbia, rap, trap y ritmos urbanos), algo parecido a lo que pasa en Brasil con el funk, que nace en las favelas”, dice.

La estrategia de plegarse a Tini, una estrella de proyección internacional, parece una movida inteligente por parte del trapero. En el 2020, Spotify reveló la lista de los artistas que más crecieron en los últimos siete años, fecha en la que la empresa desembarcó en el país: de ese tiempo hasta la fecha, Tini es la estrella que más creció en Argentina. La cantante y actriz de “Violetta”, quien ya tiene en su haber hits como “22”, “Fresa” o “Te quiero más”, tiene en su instagram 16 millones de seguidores, mientras que L-Gante tiene 4 millones. Por otro lado, Tini tiene en Spotify una audiencia de 14 millones de usuarios versus 8 millones de L-Gante.

“Hay artistas que mucha gente no tenía en el radar, como puede ser el caso de L-Gante, que si bien ya venía haciendo música, la gran mayoría de la gente lo terminó de conocer cuando grabó el tema con Bizarrap. A Tini le sirve para mantenerse en lo actual y no cerrarse solo a su público, y a L-Gante para darse a conocer a un público más grande”, opina Guevara, quien también señaló cuáles son las limitaciones de este tipo de estrategias para lograr alcance.

“Por el tipo de letras y música que hace, L-Gante no tiene un acceso tan simple a un target que Tini tiene desde su época de ’Violetta’. Creo que estas estrategias sirven en tanto y en cuanto los artistas compartan el mismo target. Si L-Gante se tirara para una música más ATP o pop, cosa que no creo que haga, puede que gane el público de Tini. El público más fiel de Tini tiene un perfil más ‘clean’ que lo que propone L-Gante. La estrategia de él es ir a lo popular”, finaliza.

Sin embargo, más allá del acuerdo comercial y de la pelea por los seguidores, para Juan Florido la colaboración entre ambos cantantes tiene un claro ganador: sus fans. “Los dos son celebridades muy valoradas. Gana la música y gana el público, que está viendo a sus dos superhéroes como si fuera el multiverso de Marvel”, opina.

Pero, además de la habilidad para llevar su carrera y sus negocios, a L-Gante siempre se lo ve en total control de su efecto mediático. Ya sea contando que se niega a aceptar canjes para arreglar su dentadura en el programa de Jay Mammon o instalando el tema de la legalización del consumo de marihuana en la mesa de Juana Viale, el trapero conoce los círculos concéntricos que su actuación pública genera (ya sean favorables a él o no). El último golpe de efecto del cantante fue su paso por “Showmatch”, programa que, a pesar de su actual derrotero, supo encarnar perfectamente el consumo popular y masivo en el país durante mucho tiempo. Allí L-Gante fue invitado a participar como el quinto jurado y se dio el gusto de cantar un tema en vivo, acompañado detrás de cámara por su madre, su mujer Tamara y su hija recién nacida, Jamaica: costado familiar del ídolo que refuerza su cercanía con el público.

Aún no se sabe cuál será el próximo golpe del nuevo fenómeno de la música urbana argentina. Pero a juzgar por todo lo que L-Gante ha logrado en tan poco tiempo, se podría pensar que la “cumbia 420” recién empieza. /Revista Noticias
 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar