Cristina se burló de la vocera de Alberto y dijo que le mandó de regalo de cumpleaños al Presidente un libro sobre el final del gobierno de Alfonsín

Nacional 02 de abril de 2022
cr

La vicepresidenta Cristina Kirchner encabezó este sábado en el Congreso junto a Sergio Massa un homenaje a los caídos en el conflicto de Malvinas a 40 años de su inicio del conflicto e ironizó sobre su tenso vínculo con Alberto Fernández, con chicanas incluidas a la vocera presidencial Gabriela Cerruti.

La alusión al presidente llegó tras citar un libro ’Diario de una temporada en el quinto piso’, del sociólogo Juan Carlos Torre, que aborda la política económica de Raúl Alfonsín del que formó parte como asesor. "Se lo di al presiente de la Cámara pero no lo leyó", le reprochó a Massa, sentado a su lado.

" Acá se lo recomendé al presidente de la cámara de Diputados y se lo mandé de regalo al Presidente de la Nación, un libro que se llama ’Diario de una temporada en el quinto piso’. Relata las experiencias del gobierno de Alfonsín y sus equipos económicos -el libro es sobre las crisis económicas del gobierno de Alfonsín-”, dijo.

“Hoy se lo mandé de regalo al Presidente, para que después la vocera no diga que no le regalo nada, viste. Ya veo que el lunes [sale y dice] ‘miren si será mala la vicepresidenta que ni siquiera le da un regalito en su cumpleaños’. Así que le mandé el libro”, añadió Cristina.

Relató un episodio en el que el entonces presidente del Banco Central José Luis Machinea viajaba a la sede del Banco Mundial para negociar una privatización de una empresa siderúrgica, pero chocó con la resistencia del representante de Estados Unidos, porque no quería competencia para las compañías de su país.

"El problema es de nosotros los argentinos. Estados Unidos lo que hace es defender sus intereses. Ojalá todos tuviéramos esa misma actitud. Y la verdad que en este mundo, donde vemos que el derecho internacional se aplica de forma selectiva, donde quienes están sentados en el Consejo de Seguridad con silla permanente y derecho a veto, aplican el derecho si les conviene", señaló Cristina, en lo que pareció ser un paralelismo entre el conflicto de Malvinas y la invasión de Rusia a Ucrania.

"El mundo no se divide entre buenos y malos.  Eso es para Netflix. Hay intereses. Quienes aspiran a representar a los argentinos deben saber que es sobre ellos sobre los que hay que planificar", añadió.  

"El mundo y la geopolítica no se divide entre los buenos y los malos. Eso es para Netflix. Es para eso. Nosotros tenemos que situarnos en la realidad de nuestra patria y desde ahí mirar el mundo y tomar decisiones. No hay buenos y malos, hay intereses".

"Entonces, los argentinos, quienes aspiran a representarlos a ellos y a ellas, deben saber que es sobre ellos sobre los que hay que planificar", instruyó la ex jefa de Estado, en el salón azul del Congreso, rodeada de legisladores oficialistas, en su mayoría de La Cámpora o el Frente Renovador, el partido de Massa.

Cristina propuso además "pensar y repensar nuestro sistema de defensa. Y no hablo de un sistema de carácter militar ofensivo, sino que tengamos en cuenta que tenemos la primera reserva de gas no convencional del mundo en Vaca Muerta y la cuarta de petróleo no convencional".

La escucharon también ex combatientes de Malvinas, homenajeados.

Incluso, previo al discurso de la titular del senado, el primer soldado combatiente de Malvinas que llegó al Congreso como diputado nacional del Frente de Todos (FdT) por Chaco, Aldo Leiva, tomó la palabra y reavivó el conflicto interno del Gobierno con una frase. “Usted no es la presidenta del Senado, usted es mi Presidenta”, le dijo.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar