Habló la mujer que acusó a Villa de abuso: “Pensé que me iba a matar”

Deportes 13 de junio de 2022
villa

La mujer de 26 años que denunció al jugador de Boca Juniors Sebastián Villa de abuso sexual habló sobre el tema y dio detalles sobre el episodio. “Sentía que tenía que fingir que estaba bien para irme. Pensé que me iba a matar. O que me iba a lastimar más todavía. Todo pensé”, dijo la joven de 26 años.

Rocío Tamara Roldán acusó al deportista por un hecho ocurrido en junio del año pasado en una casa de un country de la localidad bonaerense de Canning. El pasado 13 de mayo hizo una denuncia por violencia de género, abuso sexual y tentativa de homicidio ante la Justicia.

Este lunes, en una entrevista con Telefe Noticias, recordó el momento del ataque: “Fuimos a un asado, había amigos del plantel, fue normal. Siempre íbamos, fue algo normal. Pero él ya había tomado un poco y nos fuimos a su casa, seleccionamos poquitas personas. Ya me tiraba algún comentario machista. Yo estaba bien, me fui contenta, estaba con la que persona en la que confiaba”.

Y continuó: “Sentí miedo. Porque no sabía qué me iba a hacer él. Me esperaba lo peor. me di cuenta y lo sentía. la sensación de tenerlo arriba mío no me la puedo olvidar. Entonces tenía mucho miedo, no tenía fuerzas para nada. ya había gastado toda la fuerza que tenía”.

“Le escribí a una amiga y él no quería que ella entrara. Me pedía que levante la cara. Me quería abrazar pero yo no quería que me toque más. Él no se despegaba de mí ni un segundo, tenía miedo que hable con mi amiga. Él puso música, quería seguir tomando hasta la 1 de la tarde, hacer un asadito hasta el otro día”, señaló la joven.

También relató lo complicado que fue salir de esa casa: “Cuando las chicas se iban a ir, me dicen que no me podía ir. Él tenía miedo de que me vaya. Yo solo quería que entrara mi amiga e irme. Cuando Sebastián y el guardia se dan vuelta me subo rápido al auto y le digo a mi amiga que entre. Cuando él me ve, yo ya me había ido. Apenas sentí que salí de esa casa me largué a llorar, pero no le conté nada a nadie”.

Luego de los hechos, Tamara se escapó del country. “Yo quería salir todo el tiempo, pero si no me calmaba no podía salir. Si no dejaba de llorar o de hacer drama, como dice él, no podía salir. Me costó parar de llorar en un momento. Yo sabía que no me podía ir si no me calmaba como me decía él. Después de todo eso él me abrazaba, (me decía) que le diga si lo quiero, que nosotros íbamos a estar juntos, que él me quería. Queriendo convencerme que no había pasado nada. Me lavé la cara, pero salí demacrada”, relató.

"A pesar de que pase el tiempo, el dolor sigue siendo igual"

Respecto al daño que le produjo aquella noche, dijo: “Tenía un dolor físicamente, salí muy mal de ahí en todos los sentidos. Tampoco sé (si llegó la policía). Me entero por él que llegó la policía, me entero después. Si yo no podía salir de la habitación. Con más razón no podía salir de la habitación. Llamó su vecino a la policía”.

“Dañó mi vida entera. No hay forma de que una pueda olvidarse. Duele mucho porque, a pesar de que pase el tiempo, el dolor sigue siendo igual. Entonces es muy difícil contarlo”, sostuvo.

Por otro lado, contó que la médica que la atendió aquella noche en el Hospital Penna, un día posterior al presunto abuso sexual, le confirmó que, en base a las lesiones que tenía, mostraba signos de una violación. Fue ella quien le aconsejó presentarse ante la Justicia.

“Cuando voy a la ginecóloga de guardia, yo no quería contarle nada, solo quería que me medique. Me dijo que si no le contaba nada no podía trabajar. Cuando me revisó se dio cuenta sola. Me vio todo el cuerpo también. Me preguntó si había sufrido una violación porque tenía signos de que eso pasó”.

“Te violaron mamita? Podés contar conmigo”, le preguntó la médica. “Me quebré porque era la primera vez que lo asumía. Lo peor es que era mi pareja, la persona con la que estoy. Nadie tiene derecho a lastimarte”, contó Tamara.

La entrevista televisiva se dio dos días después de que el juez de Garantías 1 de Lomas de Zamora, Javier Maffucci Moore, rechazara el pedido de detención del futbolista colombiano, ya que consideró que no había pruebas suficientes como para dejarlo en prisión.

“Yo estaba muy nerviosa, estaba muy presionada por el teléfono, porque desde el entorno de él (por el futbolista Villa) estaba amenazada, me llamaban todo el tiempo, me dejaban mensajes, con amenazas, con pedidos de que no vaya al médico. Todos trataban de comunicarse conmigo para que salga de ahí urgente”, explicó, respecto a las supuestas amenazas.

“Sebastián y su entorno me llamaban todo el tiempo para que no hagan la denuncia y que no le cuente a nadie”, dijo, y agregó: “Quería convencerme de que no le haga nada. Trató de decirme que estaba todo bien, que no pasaba nada”.

De acuerdo con la denuncia, Villa había consumido “mucho alcohol” y comenzó a recriminarle que sospechaba que le gustaban o que había estado con otros jugadores del plantel. Luego de una fuerte discusión, Doldán denunció que el futbolista la encerró en una habitación de su casa, abusó sexualmente de ella y la intentó sofocar.

La joven de 26 años también presentó como prueba un chat donde Villa se disculpaba por lo sucedido y se justificaba diciendo que había “tomado mucho”. Asimismo, denunció que el futbolista le envió 5000 dólares para que no haga ninguna denuncia. Sin embargo, ella tomó la decisión de devolver el dinero.

Doldán también contó cómo comenzó la relación con Villa. “Lo conocí en un barcito en la 9 de Julio. Estaba en la barra y él se acercó. Ahí comenzamos a salir, en 2020. Salimos hasta 2021. Él se dibujó una persona humilde, buena. Me enamoré de esa persona que no existe. Llegó a ser lindo, pero cuando empezó a mostrar su verdadera personalidad se empezó a tornar muy… era raro”.

Y siguió: “Él había dicho que yo tengo que cambiar muchas cosas para ser su novia. Pero prácticamente… Como que tenía que amoldarme a su estilo de vida. Me había dicho que tuve un hijo con cualquiera. Yo a mi hijo no lo dejaría nunca. En momentos de tomar me sacaba esas agresiones verbales. Después estaba bien. El alcohol lo transformaba”.

La Nación.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar