El Gobierno avanza en su plan para fijar precios de productos de consumo masivo

Gobierno 08 de noviembre de 2022
plan

El Gobierno avanza en su plan para fijar precios de productos de consumo masivo por cuatro meses para desacelerar la inercia inflacionaria. . Buscan que los productos que estén por fuera de la canasta se muevan a un ritmo del 4% mensual y preocupa el impacto de la sequía en los derivados del trigo.

El Gobierno plantea un amplio acuerdo que sirva para anclar los precios de la canasta básica y al mismo tiempo las expectativas. Ese plan avanza. Fuentes oficiales anticiparon que ya se acordó la adhesión al programa de unos 1.200 productos. Unos 500, serían los que ya participan de Precios Cuidados y para el lanzamiento en diciembre apuntan a alcanzar alrededor de 1.500.

En las negociaciones que el secretario de Comercio, Matías Tombolini, sostiene con las grandes firmas ya se habla de un sendero de precios para los productos que no ingresen al plan oficial. Buscan así evitar un efecto de rentabilidad cruzada que termine licuando los beneficios de la iniciativa. El tope que se busca instalar para los incrementos es del 4%, en línea con la meta del 60% de inflación que Massa planteó en el presupuesto 2023.

Las reuniones uno a uno con empresas se aceleraron en las últimas semanas. Son encuentros duros en dónde Massa y Tombolini apuntan cada detalle: cómo se movieron los precios, qué beneficio recibe cada firma y la cantidad de dólares oficiales a los que tuvieron acceso. Justamente este último punto es clave en el "toma y daca''. El Gobierno garantizará "canal verde" para importar a quienes formen parte del plan. A las empresas, en tiempos de escasez, les interesa, publica Ámbito Financiero.

Para consolidar el acuerdo buscan sumar actores. En los últimos días, el secretario de Comercio Matías Tombolini dialogó en distintas reuniones con casi todos los grandes supermercados. Al margen de aportar exhibición, las grandes cadenas analizan sumar a “Precios Justos” los productos de marcas propias.

Desde uno de los supermercados con mayor presencia, resaltaron que "la marca propia es un producto que además de aportar variedad sirve como referencia en la góndola". Aunque señalaron que "muchas veces la producción de esos artículos depende de los grandes fabricantes".

Preocupación por el trigo
En la Secretaría de Comercio siguen de cerca la evolución de las inclemencias climáticas y muy puntualmente del impacto que la sequía puede provocar en los derivados del trigo. Si bien continúa vigente el Fondo Estabilizador del Trigo Argentino (FETA), la bolsa de harina que utilizan las panaderías ya ronda los $2.000 con subsidio y escala a entre $3.000 y $3.500 sin el apoyo estatal.

Desde el sector anticiparon que la nueva escalada de los costos llevará el kilo de pan de $360 a $430. En el Gobierno creen que el problema puede incluso agravarse en las próximas semanas y analizan distintas alternativas para paliar el impacto de la menor oferta de trigo. En los próximos días habrá nuevas convocatorias al sector molinero para buscar soluciones.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar