Una abuela le curó el mal de ojo a Lionel Messi antes de que meta un gol y repetirá la cábala ante Países Bajos

Mundial Qatar 2022 06 de diciembre de 2022
abuela

A lo largo de todo el país, millones de familias se reúnen para ver los partidos de la Selección argentina en el Mundial de Qatar. En cada encuentro las casas se tiñen de celeste y blanco para alentar a los jugadores y cada uno pone en práctica su mejor cábala para ayudar al equipo nacional a avanzar un paso más en la Copa del Mundo.

Entre esas personas está Teresa, que tiene 85 años, vive en una vivienda de Temperley y se junta con sus hijas, su yerno y sus dos nietas para ver cada partido en Lanús. De hecho, el sábado todos estuvieron reunidos frente al televisor y al ver que la Selección no metía ningún gol, se les ocurrió pedirle a la mujer que le cure el ojeo a los jugadores.

Fue así que Teresa empezó por Lionel Messi y el capitán convirtió el primero. Ante esta situación, sus familiares le pidieron: “Curale el mal de ojo a Julián Álvarez”. Creer o reventar, pero el delantero nacido en Calchín (Córdoba), marcó el gol que nos dio el triunfo.

Teresa vive en Temperley con su hija Alejandra y sale de su casa con la camiseta de argentina puesta. “Se sube al auto y cuando llegamos a la casa de mi hermana se pone el gorrito”, contó la mujer, quien también relató cómo surgió la idea de curar el mal de ojo a los jugadores.

“El primer tiempo venía tan mal que le dijimos que arrancara por Messi. De repente empezó a bostezar mucho y nos contó: ‘Este chico estaba re ojeado´. No terminó de decirnos eso que Lionel anotó el primer gol. Entonces le pedimos que probara con Julián Álvarez, quien al rato nos dio el triunfo”, detalló.

La abuela de 85 años festejando uno de los goles argentinos en el partido con Australia.

Teresa utilizará la misma cábala en el partido con Países Bajos

Teresa, sus hijas Alejandra y Mariana; su yerno, Néstor; y sus nietas Florencia y Martina, se reunirán para ver el partido que próximo viernes la Selección argentina jugará con Países Bajos. Y como la cábala funcionó tan bien en el encuentro anterior, volverá a ponerla en práctica.

“Le voy a hacer una lista con todos los nombres de los jugadores para que, por las dudas, le cure el ojeo a los 11 que entren a la cancha”, contó entre risas Alejandra.

Lo cierto es que esta abuela, hincha de Boca Juniors, disfruta pasar un tiempo son su familia, y más allá de las cábalas y los rituales, sea cual sea el próximo resultado, agradece poder reunirse y compartir con sus seres queridos la pasión por la celeste y blanca. /TN

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar