Dura estadística: Argentina es el país de Sudamérica que más cocaína consume

Sociedad 23 de febrero de 2023
coca

Las razones por la que una persona llega a consumir drogas son muchas, pueden ir desde la curiosidad por sentir sus efectos, para escapar del dolor, la tensión o la frustración, por crisis familiares y hasta para ser aceptados por otros, solo por nombrar algunas posibles causas. Sin embargo, de lo que sí hay certeza, es en el daño que ocasiona en el individuo y en quienes los rodea.

En este sentido, el uso continuo de drogas, según la Organización Mundial de la Salud, no solo genera dependencia, sino también problemas crónicos en el organismo e incluso la muerte. Lo peor es que el panorama no es nada alentador, ya que la Organización Panamericana de la Salud prevé que, en América, para el 2030, 87 millones de personas consumirán cannabis, opioides, cocaína, anfetaminas o algún otro estimulante.

En Argentina, específicamente, la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación (Sedronar), en su último informe sobre la mortalidad relacionada con el consumo de sustancias, señaló que durante el 2019 hubo 13.182 muertes en la población de 15 a 64 años por envenenamiento, sobredosis y exposición a sustancias de uso indebido o alcohol. Esta cifra representa el 16,3% del total de fallecimientos registrados para ese grupo de edad.

El documento manifiesta que la sustancia asociada a la mayor cantidad de casos fue el tabaco en el 80,8% de las defunciones y el 17,9% se atribuye al consumo de alcohol. No obstante, aunque los estupefacientes (1,1%) y las sustancias de uso indebido (0,2%) registraron porcentajes más bajos, esto sigue siendo un problema para el país, pues ninguna política ha logrado controlar por completo la situación.


De hecho, según las últimas dos encuestas del Sedronar de 2010 y 2017, la edad de inicio para consumir marihuana - la droga ilícita que más usada- es a los 13 años y en este periodo de tiempo se evidenció un aumento anual del 300% en estudiantes de colegios secundarios.

En esa misma línea, el consumo creció en todos los grupos de edad, tanto en varones como en mujeres, pero fueron los hombres y los jóvenes entre los 18 y 24 años los que presentan las mayores tasas.

Por su parte, la Oficina de las Naciones Unidas para la Droga y el Delito (ONUDD) elaboró un reporte presentado el año pasado donde hizo un análisis global de la problemática, el cual reveló que Argentina es uno de los países sudamericanos donde más creció el consumo de cocaína en los últimos años, junto a Chile y Uruguay.

En el documento se manifiesta que es una de las naciones con "tendencia reciente" a la aparición de nuevas sustancias psicoactivas o con efectos alucinógenos, las cuales se comercializan como LSD.

Cabe destacar que los expertos de la ONU consignaron, además, que en el mundo 21,5 millones de personas de 15 y 64 años consumieron cocaína en 2020, es decir, el 0,4% de la población mundial. Solo en América del Sur, 4,7 millones personas usaron esta sustancia, mientras que en el 2010 la prevalencia estimada fue del 0,7%, lo que equivalía a 1,8 millones en ese entonces.


La investigación mostró que, en muchos países de África y América del Sur y Central, los pacientes que reciben tratamiento por trastornos relacionados con el consumo de drogas lo hacen principalmente por desórdenes vinculados con el cannabis.

El aumento mundial del consumo de drogas se debe en parte, para la ONU, por el crecimiento de la población, el cual fue de un 12% entre 2010 a 2020, periodo estudiado por la ONUDD. También indica que unos 284 millones de personas, de entre 15 y 64 años, consumieron algún tipo de droga en 2020, pero solo un 13,6% sufrió dependencia o necesidad de tratamientos.

Lamentablemente, el informe reveló que en 2019 se registraron casi 500 mil muertes, un aumento del 17,5% en una década, siendo los opioides la más letal con el 77% del total de los fallecidos.

El año pasado, en la Universidad Católica Argentina, expertos debatieron sobre el consumo y ventas de sustancias, las políticas de prevención y los tratamientos para los adictos en la nación. En el encuentro, se presentaron resultados de la Agenda de la Equidad (2017-2025) del Observatorio de la Deuda Social Argentina, en la que se conoció que el 50% de los hogares en barrios, en donde es nula o baja la vigilancia policial y hay una alta percepción de la inseguridad, se reporta venta o tráfico de drogas.

Asimismo, en el 2021, el 23% de los hogares en la Argentina urbana informó lapresencia o comercialización de sustancias ilícitas en su manzana, vecindario obarrio, siendo CABA donde se reportó una menor incidencia (11%).Asimismo, en el 2021, el 23% de los hogares en la Argentina urbana informó la presencia o comercialización de sustancias ilícitas en su manzana, vecindario o barrio, siendo CABA donde se reportó una menor incidencia (11%).

Acciones ejecutadas ante la problemática

Ante esta difícil realidad que tanto afecta a Argentina y a otros países del mundo, desde 1987 la Asamblea General de las Naciones Unidas conmemora todos los 26 de junio el “Día Internacional contra el Tráfico Ilícito y Abuso de Drogas”, con la finalidad de promover e intensificar las acciones y planes que puedan ayudar a las sociedades a vivir en un mundo libre de este mal.

Es importante señalar que en el país, el Gobierno del presidente Alberto Fernández creó la Estrategia Federal de Abordaje Integral de la Salud Mental con el objetivo de abordar los consumos problemáticos, teniendo en cuenta las particularidades geográficas y culturales de cada jurisdicción, así como una perspectiva de géneros.

Esta iniciativa ofrece atención gratuita y entiende por consumo problemático a cualquier conducta que no se pueda controlar y que llegue a afectar la salud física, psíquica o las relaciones sociales. Entre ellas están: el alcohol, el tabaco, las drogas, el juego, la tecnología, las compras, la alimentación o cualquier otra situación que un médico diagnostique como compulsivo.

Igualmente, la Ley 26.934 establece que los establecimientos de salud pública, las obras sociales y las prepagas deben dar gratuitamente el tratamiento a aquellos pacientes que padezcan algunas de estas adicciones, las cuales están incorporadas al Programa Médico Obligatorio.

Incluso, la Defensoría del Público, ante la normativa argentina que considera a estas personas como sujetos de derechos, entregó recomendaciones para las coberturas mediáticas que se hagan en casos vinculados a este tema y así evitar toda discriminación y menoscabo a la dignidad humana.

Debido a todo esto, es de suma relevancia que los gobiernos sigan adoptando e impulsando medidas urgentes para reforzar la prevención y el tratamiento del consumo de cualquier droga y afrontar, duramente, la oferta de aquellas que son ilícitas, ya que es un mal que sigue afectando la vida de muchos individuos y de la sociedad.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar