Alemania eliminó a Italia y avanzó a la semifinal de la Eurocopa

Deportes 02 de julio de 2016
Tras empatar 1 a 1 en 120 minutos, los germanos se impusieron a través de los penales. Jugarán con Francia o Islandia.

Un partido plagado de historia fue el que se vivió en el Stade Matmut Atlantique de Bordeaux. Dos de las selecciones más ganadoras del mundo se disputaron el boleto a las semifinales de la Eurocopa. Alemania e Italia protagonizaron el duelo de candidatos con su habitual diferencia de estilos.

El espectáculo se planteó entre el dominio y la posesión germana ante el mítico catenaccio de la Azzurra. De modo que el encuentro se desarrolló en su gran mayoría cerca de la zona custodiada por Gianluigi Buffon.

La lesión de Sami Khedira no modificó los planes de Joachim Löw. Antes del primer cuarto de hora El volante de la Juventus le dejó su lugar a Bastian Schweinsteiger para que el referente del Manchester United también colabore en la gestación de situaciones ofensivas. Fue un cambio obligado y necesario.

Recién cuando el cronómetro marcó la media hora, Alemania tuvo la opción más clara para ponerse en ventaja. Una exquisita asistencia de Mats Hummels y un cabezazo de Schweinsteiger amenazaron con el primer grito de la noche europea. Sin embargo, una supuesta infracción del atacante le dio vida a Italia, dado que el húngaro Viktor Kassai invalidó la acción.

En el complemento no varió la tendencia del choque. La combinación entre Mario Gómez y Thomas Müller mereció concluir en la red, pero la heroica intervención de Alessandro Florenzi mantuvo el cero. El volante de la Roma improvisó una maniobra extraordinaria para desviar el remate con un taco en el aire. A medida que transcurría el tiempo, los actuales campeones mundiales justificaban su superioridad. Sólo faltaba reflejarla en el marcador.

La jugada que inició Manuel Neuer que capitalizó el atacante de la Fiorentina con un hermoso pase entrelíneas a Jonas Héctor le dio la posibilidad a Mesut Özil de quebrar a la dura defensa italiana. Con el resultado a su favor, los germanos continuaron lastimando a la última línea del combinado de Antonio Conte. El propio Gómez improvisó un taco en el área chica para exigir al experimentado arquero. Si Buffon no hubiese despejado al córner el duelo se hubiera terminado.

Ese manotazo del capitán fue determinante en el desarrollo del juego. La inocente y extraña forma de marcar de Boateng le permitió a la Azzurra llegar al empate. El defensor del Bayern Múnich saltó con los brazos elevados en un tiro de esquina y la pelota impactó contra uno de ellos. Penal indiscutido. Desde los doce pasos Leonardo Bonucci no dudó e impuso el 1 a 1. La serie debía resolverse en el alargue.

Sin embargo, en los 30 minutos adicionales no hubo emociones y la llave se definió a través de los penales. Los fallos de Zaza, Müller, Özil, Pellé, Bonucci y Schweinsteiger brindaron una excesiva cuota de dramatismo.

Los remates efectivos de Insigne, Kroos, Barzagli, Draxler, Giaccherini, Hummels, Parolo, Kimmich, De Sciglio, Boateng y Héctor expusieron el lamento de Darmian, quien anunció su intento y transformó a Neuer en héroe. Los alemanes siguen mantuvieron el objetivo de convertirse en los reyes de Europa. Su próxima escala será ante el local o la sorpresiva Islandia.

Fuente: Infobae

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar