Denuncian el envenenamiento de al menos 20 gatos en el Hospital Señor del Milagro

Sociedad 04 de septiembre de 2014
Más de 40 gatos residían en el hospital Señor del Milagro. Un grupo de mujeres realiza una visita diaria para llevarles comida y agua. Cada uno de ellos estaba fichado. 20 aparecieron muertos.

Pecoso, Nina, Solcito, Catalina, Lionel, Bella, Candela, Campanita y Timoteo no son nombres de personas. Son los nombres de algunos de los gatos que vivían en las instalaciones del hospital Señor del Milagro y murieron envenenados. Así lo denunciaron proteccionistas quienes encontraron los cuerpos de los animales desparramados por los pasillo del hospital. La veterinaria que asistió a algunos animales que las proteccionistas lograron rescatar aseguró que la sintomatología y los resultados de la necropsia indicaron que fueron envenenados.

María Elena Almendro y Mirta Solaligue son las que hallaron a los gatos sin vida. Ellas, profesionales que trabajaban en el hospital se dedicaron junto a otros profesionales, a alimentar y cuidar a estos animales. Con el paso del tiempo sólo María Elena y Mirta continuaron con esta tarea.

Las profesionales contaron que la primera mortandad de gatos ocurrió el 9 de agosto y la segunda el 22. Mirta fue la que radicó la denuncia en la comisaría primera por maltrato animal el 12 de agosto y la amplió el 27, luego de tener resultados de la necropsia que le practicaron en la veterinaria a uno de los animales muertos.

"Tenemos fotos y el informe de una de las médicas veterinarias que afirmaron que encontraron veneno en el estómago", relató Mirta, encargada de llevar a dos gatas preñadas hasta la veterinaria para que les diera asistencia.

Las mujeres comentaron que ya habían solicitado a la Dirección de Zoonósis de la Municipalidad un operativo de castraciones para los gatos, pero hasta la fecha no tuvieron respuesta. "Desde la Dirección nos informaron que no les habían llegado los insumos para realizar las castraciones", aseguraron.

La vicepresidenta de APAN señaló que envenenar a los animales es un delito penal contemplado en la ley nacional 14.346.

Una crueldad

El director de Zoonósis de la Municipalidad, David Ferri contó a El Tribuno que hace 40 días recibió un pedido de castraciones para los gatos del hospital. "El quirófano móvil ya lo conseguí, pero no me llegan los insumos para hacer las intervenciones", explicó Ferri.

El veterinario aseguró que es prioridad hacer las castraciones a los animales que quedaron en hospital, "porque es un centro médico. La gente no puede andar tirando pedazos de carne con veneno en un lugar al que van niños", sostuvo.

Fuente: Diario El Tribuno

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar