Niños, a la cocina: Recetas navideñas fáciles y accesibles para compartir con los más pequeños

Sociedad 20 de diciembre de 2019
La cocina es un lugar de encuentro del que puede formar parte toda la familia. Para estas fiestas, los niños también pueden ser protagonistas con recetas accesibles con las que pueden hacer su aporte en la mesa navideña. Panes, helados, galletas: algunas sugerencias para enriquecer el menú y los lazos.
cocinar-niños_030f4e

La cocina es un lugar de encuentro, de compartir, lo mismo que la mesa y la sobremesa. Que cocinen para nosotros y que nosotros cocinemos para otros provoca emociones positivas, es un constante dar y recibir: la cocina nos enseña a relacionarnos”, nos dice Bernardo Flandorffer quien a través de diferentes talleres nos permite mirar de manera especial el arte de cocinar y alimentarnos.

En muchos casos, los niños quedan excluidos de la cocina por lo laborioso de las recetas, o el riesgo por el uso de ciertos utensilios o fuentes de calor. Sin embargo, cuando se pone la creatividad y amor al servicio de la preparación, surgen recetas que se pueden compartir en familia.

taller bernardo
“Saber cocinar es una herramienta importantísima en la vida, brindar esta herramienta a los niños es asegurar su bienestar” propaga Bernardo, quien fue quien acondicionó y reformuló recetas saludables y accesibles para los más pequeños.

Aprovechándonos de lo lúdico y de las invitaciones cálidas, la idea es que los niños se apropien de la cocina y de lo que ella tiene para ofrecerles: olores, texturas, sabores. Un recordatorio para lavarse las manos, un delantal de cocina, una cofia y ¡manos a la obra!

Galletas, postres, helados, piononos: hay numerosas recetas con las que los niños pueden tener protagonismo y llevar sus producciones a la mesa navideña. En este caso, elegimos su receta de Panes Arbolito de Navidad.

1024_2000
Para hacer este arbolito necesitaremos:

  • Harina Integral 1kg (puede hacerse con harina común)
  • 20 gr de levadura fresca o un sobre de levadura seca
  • Sal C/N
  • Aceite 1 pocillo de café
  • Semillas a gusto
  • Agua C/N

Para el relleno, queso. Para topping (cubierta) puede usarse tomate, ajo, albahaca, aceite de oliva y todo lo que quieras.

Indicaciones

Para comenzar mezclaremos los ingredientes secos en un bowl: colocaremos el kilo de harina, sal y semillas (opcional) y haremos un huequito en el medio. En el centro colocaremos la levadura desgranada o en polvo e iremos incorporando de a poco el agua tibia y el aceite hasta formar una masa que no se pegue en las manos.

Recordemos que al cocinar con niños, la idea es darle lugar a que participen, mezclen y entren en contacto con los ingredientes. Amasar es una tarea sencilla, relajante y que a los niños suele agradarles mucho.

taller berni 2
Volviendo a la receta: Una vez lograda la masa, haremos un gran bollo y lo dejaremos leudar en un ambiente cálido por media hora. Luego volveremos a amasar y dividiremos la gran masa en bollitos del tamaño del puño. Rellenaremos cada bolita con un pedacito de queso y las colocaremos en una asadera formando un arbolito de navidad. Dejaremos leudar nuevamente para luego cocinar en horno medio por media hora aproximadamente. Encima rociaremos un poco de aceite y le colocaremos lo que deseemos de topping: pueden ser aceitunas, hierbas, tomates o lo que más nos guste.

En materia de costos, el arbolito de navidad es una opción económica, rendidora y excelente para acompañar la entrada de la cena navideña. Tanto el kilo de harina (que puede variar de $35 a $90 según sea común o integral), como la levadura (entre $15 y $20), el aceite, sal y semillas, son ingredientes accesibles y baratos.

De la cocina a la mesa

La receta que nos compartió Bernardo no es la única opción para que los niños se sumen a la cocina para estas fiestas. Como dijimos anteriormente, se pueden proponer preparaciones sencillas, sanas y económicas. Ya sean los piononos dulces o salados, helados caseros, galletitas: los niños pueden acompañarnos en el proceso de preparar el menú navideño, otorgándole un verdadero carácter familiar y armónico a la mesa del 24 de diciembre. Es sólo cuestión de animarse y compartir: ¡Felices fiestas!

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar