De rodillas, salteña se refugia en Dios ante el avance del Coronavirus

Sociedad 20 de marzo de 2020
Una imagen dice más que mil palabras. Preocupada por la emergencia que se vive en todo el país, una mujer se hincó en la entrada de Catedral Basílica para pedir por la salud de los argentinos. En tiempos difíciles, muchos se refugian en la Fe y en el amor de Cristo.
iglesia
Foto: Ángel Mansilla

Preocupada por el avance de la pandemia del coronavirus en nuestro país y en la provincia, una salteña devota de la Iglesia Católica se hincó en el ingreso de la Catedral Basílica de Salta para encomendar a Dios la salud del pueblo argentino.

Tras las medidas de aislamiento social decretadas por el presidente de la Nación, la mujer buscó refugio en la Fe y en el amor de Cristo, en una imagen que habla por sí sola. Casi al borde de las lágrimas, pensó en su familia, en sus vecinos, y en la comunidad en general. Luego elevó una plegaria al cielo.

Desde la Iglesia Católica, en tanto, piden a sus fieles confiar, y saber en que no están solos. “Dios nunca abandona a sus hijos”, se escucha repetir una y otra vez.

Hoy las imágenes peregrinas del Sr. Y la Virgen del Milagro, quienes hace años salieron a las calles para frenar los terremotos, fueron colocadas en la entrada principal de la Catedral, en un gesto de acompañamiento a sus fieles durante el periodo de aislamiento obligatorio..

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar