Llegó el frío a Salta: ¿Cómo calefaccionamos los ambientes de manera segura?

Sociedad 06 de mayo de 2020
Las temperaturas otoñales comienzan a descender y las familias desempolvan artefactos y calefactores. Sin embargo generar calor en el hogar debe ser una tarea cuidadosa para evitar intoxicaciones y electrocuciones. Recomendaciones y consejos para hacerlo de manera segura.
brasero

La temporada otoñal comienza a ceder sus temperaturas medias para dar paso a descensos en el termostato. Con la llegada de los primeros fríos, las familias buscan formas de generar calor en los hogares, y ante esto es necesario recordar los cuidados básicos para evitar intoxicaciones y electrocuciones.

Ya sea con estufas o braseros, es necesario tomar recaudos, al igual que a la hora de desalentar el uso del horno como elemento de calefacción. Por ello, desde el Gobierno de la Ciudad, mediante la Secretaría de Protección Ciudadana se marcaron algunos consejos.

El titular del área municipal Nicolás Kripper, detalló las principales recomendaciones a tener en cuenta para evitar intoxicaciones por monóxido de carbono dentro de un hogar.


“La mejor forma de calefaccionar es con aparatos que cumplan todas las garantías técnicas para su funcionamiento”


La forma más común de calefaccionar los ambientes es a través de estufas a gas, en este sentido el funcionario indicó que lo primordial es controlar que la llama sea de color azul. “Si está naranja o amarilla significa que hay una mala combustión por lo que hay que llamar a un gasista,” recomendó.

estufa

En cuanto al uso de braseros, destacó que es fundamental encenderlo fuera de la vivienda con madera o carbón y una vez que las brasas estén consolidadas recién ingresarlo. Luego de usar, se debe apagar en el exterior con agua. Así mismo, Kripper manifestó que siempre hay que dejar los braseros lejos de cortinas, camas, colchones. Es importante recalcar que los braseros se deben retirar una vez calefaccionado el ambiente y nunca dejarlo en el interior de la vivienda al momento de ingresar a los dormitorios.


“Por ningún motivo se debe dejar el brasero prendido sin supervisión, ni permitir que los niños jueguen a su alrededor. Es la mayor fuente de monóxido de carbono" 


Con respecto a los caloventores eléctricos, hay que centrar la atención en las instalaciones eléctricas. “A veces las extensiones eléctricas no tienen una buena resistencia, producen sobrecarga de tensiones que pueden generar cortocircuito e incendios,” expresó.

Además, consideró que la mejor manera de brindar calor al hogar es con aparatos eléctricos que cumplan todas las garantías, que tengan temporizador y enchufe directo a la toma corriente.

monoxido-de-carbono

Para evitar intoxicaciones, es importante verificar el estado de calefones y termotanques. Asimismo, el organismo del Gobierno de la Ciudad destaca la importancia de que las instalaciones de gas y la colocación de artefactos, debe llevarse a cabo por un profesional matriculado para que funcione en forma correcta como así también respetar las consignas de utilización de los aparatos de combustión prescriptas por el fabricante.


“Recordamos que las hornallas y las cocinas no son aptas para calefaccionar y debemos evitar su uso para esas funciones”


Es importante aprovechar la llegada de las primeras bajas temperaturas para encender los artefactos a gas que calefaccionan dejando las ventanas abiertas para que los mismos se limpien y eliminen los olores que se perciben luego de tanto tiempo sin usarse.

Finalmente, el funcionario recordó que, ante algún síntoma de intoxicación, como vómitos, dolor de cabeza, lo que primero que debe hacerse es cerrar todas las fuentes de producción de monóxido de carbono y abrir todas las ventanas para ventilar.

Ante cualquier duda, comunicarse al 105 de Gestión Integral de Riesgos o al Servicio de Emergencias 911 o asistir al centro de salud más cercano.

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar

Sorteo