Guadalupe Colque se va de Acción Social de la Municipalidad: “Cumplí un ciclo”

Municipal 29 de mayo de 2020
La ahora exsecretaria de Acción Social renunció a su cargo tras cuatro años ayudando a los vecinos de la ciudad. Señaló diferencias con las formas de trabajo, pero se va agradecida por el cariño de la gente y feliz ante la asistencia brindada.
colque

Tras varios años de servicio a los vecinos de la ciudad de Salta, Guadalupe Colque, quien se desempeñaba como secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad capitalina renunció a su cargo, dando por finalizado su ciclo en la labor política, pero aún comprometida por ayudar a quienes necesitan de una mano.

Colque, quien renunció a su puesto en las últimas horas, dialogó con InformateSalta donde señaló que “ya cumplí un ciclo, empecé con Gustavo Sáenz (durante su intendencia), donde desarrollé una gestión y una política muy vinculada a la gente; cuando llegó la intendenta (Bettina Romero) empecé a trabajar en el área social con el nuevo secretario pero, al poco tiempo, empezamos con diferencias”, explicó.

La ahora ex funcionaria reconoció que la actual “es otra gestión, pero hay una visión distinta de la gente, hay cosas que no compartía, me fueron sacando el equipo, me quedé sin personas para concretar los proyectos que sugería, más el destrato a la gente que trabajo conmigo”, lamentó.

Guadalupe colque

Esta suma de dificultades llevó a que Colque reflexionara su situación y renunciar. “No quiero seguir con esto, decidí que termina mi ciclo en la Municipalidad, me importa mi tranquilidad y la de mi familia”, indicó. Así dijo que se pudo reunir con Bettina Romero a quien le avisó su decisión: “Hablé con ella, me ofreció cambiar de lugar, me invitó a seguir y hacer otras cosas, pero no, hay otra forma de trabajo donde no he podido encajar, es más noble decir que hasta aquí llegué”, manifestó.

Con un dejo de pena y sin intenciones de pelearse con nadie, Colque no ocultó que “se tornó difícil la relación” con el secretario de Desarrollo Humano, Santiago Lynch, donde se encuentra el área que dirigía. “No me gustaron muchas cosas que prefiero guardármelas, pero sí el destrato que tuvo el secretario con la gente que trabajó conmigo, que se fue yendo, fue renunciando y yo también decidí irme”, resumió.

Más allá de su salida, se mostró agradecida por el acompañamiento de la gente en este tiempo, afirmando que los recuerdos de las obras consagradas es lo mejor de estos años. “Me emocionan los mensajes, sigo leyendo lo que la gente me manda, yo quedé en deuda con mucha gente, prometimos cosas que nos afectó la pandemia para realizar, pero aprendí muchísimo y seguiré trabajando en lo social, por lo pronto seguiré en la fundación HOPE y Dios dirá qué me depara la vida, pero el compromiso con la gente siempre está presentes”, concluyó.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar