Identidad de marca: ¿qué es y por qué es importante dedicarle tiempo a su desarrollo?

Empresas 29 de junio de 2020
Una marca es mucho más que un nombre, un logotipo y una paleta de colores. Es la expresión de los valores de una empresa y sus objetivos e implica una sólida estrategia para alcanzar sus metas y ambiciones.
Identidad de marca 2

Además, una marca es una experiencia de conexión con los clientes, empleados, inversores y todas las demás partes interesadas.

Contar la historia de una marca, de manera consistente y receptiva, requiere una planificación estratégica muy cuidadosa. Esto puede llevar más tiempo del que se piensa, en una primera instancia, pero, teniendo en cuenta que una marca puede representar del 20% o el 25% del valor de un empresa, entendemos que vale la pena intentarlo. 

En colaboración con los especialistas de Taniebrand, hemos preparado este artículo para comprender mejor por qué hay instancias que llevan su tiempo al crear una identidad de marca:

1. Facilitar la alineación interna

Una marca exitosa parte de la base de una organización interna completa, en torno a su identidad, metas y visión. Es normal, incluso saludable, que haya desacuerdos internos al principio, pero es importante resolver estas diferencias antes de tomar cualquier decisión de marca.  Lleva tiempo, pero a la hora de darle vida a una nueva marca, resulta fundamental contar con un soporte interno unificado.

2. Resumen creativo

El resumen creativo o brief incluye todas las ideas y decisiones tomadas durante el momento de investigación. También, abarca la comprensión de su identidad, incluyendo, además, posición en el mercado y metas. Es un documento fundamental y por ello, es importante tomarse el tiempo para hacerlo bien.  

Identidad de marca

3. Exploración creativa

Una vez finalizado el resumen creativo, sigue la exploración. Para garantizar que la marca sea auténtica, es necesario buscar inspiración en todo lo que rodea a su identidad. Es decir, investigar su contexto: cultural, histórico, artístico, científico, etc. Luego, se sintetizarán las ideas —surgidas durante la exploración—, en una dirección creativa concreta: colores, imágenes, lenguajes. Esta dirección creativa deberá estar alineada, a su vez, con el brief.

4. Creación y diseño de la marca

Como vimos, después de mucho trabajo, recién llega el momento de crear los elementos. Aquí, se diseñan el logotipo y sus variaciones, se elige la tipografía, se escribe un eslogan y un lenguaje clave y se produce todo el resto que los clientes verán.  Si el trabajo anterior se realizó de manera completa, esta fase debería desarrollarse sin problemas. 

5. Desarrollo de herramientas

Como afirma la fundadora de Taniebrand en una entrevista reciente, no basta con tener un logotipo, un lema y algunos documentos estáticos —pautas de marca, guía de voz, tono— para completar el proceso. Será necesario agregar herramientas digitales que permitirán crear una garantía de marketing consistente para todas las plataformas. Desde plantillas de blog o correo electrónico a herramientas más sofisticadas que facilitan la generación de páginas web de marca o publicaciones en redes sociales. Esto lleva más tiempo, pero ayuda a construir una marca de manera eficiente y efectiva, lista para moverse en un mundo impulsado por la tecnología, que cambia y se reinventa todos los días. 

La recompensa de la persistencia

La inversión en la construcción de marca a largo plazo permite a las empresas a crecer con el tiempo y sobrevivir a la volatilidad del mercado. 

Esto requiere paciencia y persistencia, ya que implica la alineación de la organización en torno a una identidad, objetivos y visión compartidos. Invertir en el valor de una organización, lleva tiempo, pero como vimos, vale la pena esperar.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar