Apartaron a un policía que detuvo irregularmente a un joven e inventó una historia para justificarse

Policiales 03 de julio de 2020
Se trata de un comisario de Apolinario Saravia, quien acusó al muchacho de “arrojarle el vehículo” encima para evitar un control de rutina. Sin embargo, las cámaras demostraron que fue todo mentira.
abuso

En las últimas horas se conoció una grave denuncia por abuso de autoridad, disparos y apremios ilegales contra una comitiva policial durante un control que se llevó a cabo el pasado 28 de junio en la localidad de Apolinario Saravia, departamento Anta.

La víctima fue un joven del lugar, quien fue detenido, según reconoció la propia fuerza, durante un procedimiento con serias irregularidades, razón por la cual fue apartado del cargo el comisario a cargo, Walter Ezequiel Mamani.

Según el relato brindado por el efectivo en un medio local, el joven atentó directamente contra su integridad para evitar el control. “Cuanto se hizo parar al vehículo para realizar el control, arrojó el vehículo contra mi persona a los fines de evitar el control policial”, señaló.

Seguidamente, sostuvo que se identificó al conductor del vehículo, se procedió a la demora del mismo y se le imputó por agresión con arma impropia sumado a la resistencia a la autoridad.

No obstante, el acusado, señaló todo lo contrario. Según su versión, mientras regresaba a su casa, manejando la camioneta de su madre, fue interceptado bruscamente por los uniformados que comenzaron a disparar, por lo que aceleró y escapó del lugar. Luego fue detenido en su hogar y trasladado a la comisaría local.

Las cámaras de vigilancia le dieron la razón. En las imágenes se observa que el joven nunca arroja el vehículo contra los efectivos. El video muestra, en cambio, cómo dispararon los uniformados sin que hubiera una situación que ameritara abrir fuego. “La madre pudo encontrar una cámara de seguridad y demostrar que todo lo que la policía decía era mentira”, aportó un periodista local.

En su descargo, el muchacho agregó que durante su estadía en la celda fue objeto de apremios y vejámenes. Ahora el hecho es objeto de investigación de la Fiscalía de Derechos Humanos y la Dirección de Asuntos Internos de la Secretaría de Seguridad.

La denuncia se hizo pública en un contexto marcado por las críticas al decreto provincial 255/50, que faculta a la Policía a actuar como juez de los acusados de incumplir las normas dispuestas por el Gobierno para evitar la propagación de la pandemia del coronavirus. También establece multas y detención para los que no respeten el aislamiento.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar