Un proyecto de ley busca compensar el 50% de los gastos turísticos hasta fin de año

Nacional 08 de julio de 2020
El Frente de Todos logró dictamen favorable a un proyecto de emergencia para el sector. Se daría un bono compensatorio al turista que compre un servicio en 2020, para ser usado en 2021 por un valor equivalente el 50% de la suma abonada, válido para utilizarlo en otro servicio.
abu

La comisión de Turismo de la Cámara de Diputados emitió este martes dictamen favorable y dio un paso clave en el camino hacia la aprobación de un proyecto de ley para declarar la emergencia turística en todo el país, con beneficios fiscales y financieros para que las empresas del sector puedan atravesar la crisis económica durante la pandemia de coronavirus.

 La discusión se dio entre el proyecto presentado por el presidente de la comisión, Alfredo Cornejo, junto a Gustavo Menna, y el que impulsaba el oficialismo, de la mano del formoseño Gustavo Fernández Patri.

 Finalmente, el dictamen del Frente de Todos cosechó 17 firmas, mientras que el de Juntos para el Cambio recolectó 14 voluntades.

Al comienzo de la reunión informativa, Cornejo le cedió la palabra a representantes de cámaras turísticas, quienes hicieron un repaso sobre la realidad dramática que padece el sector.

 El presidente de la Cámara Argentina de Turismo, Aldo Elías, graficó la dimensión de las pérdidas en el derrumbe de la cantidad de divisas que ingresaron al país por turismo.

"El año pasado ingresaron 5.400 millones de dólares y este año se estima que van a ingresar entre 900 y 1.000 millones", precisó.

En tanto, pidió que el proyecto no discrimine a sus beneficiarios por tamaño de la empresa o cantidad de empleados, y reclamó que se incorpore la Asistencia de Emergencia para el Trabajo y la Producción (ATP) como una política permanente y garantizada por ley para que el sector alcance una "previsibilidad".

 
A su vez, solicitó que la normativa contemple una política de diferimientos fiscales y créditos fiscales de libre disponibilidad por el IVA de turistas no residentes en el país.

Elías también pidió que se establezca "la posibilidad de que este beneficio que tiene el turista de venir al país y no pagar IVA, que también lo pueda tener el turista interno".

 
Por su parte, Gustavo Hani, de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT), recordó que 2019 ya mostraba un contexto difícil para el sector, situación que se profundizó de manera "alarmante" con el desembarco del Covid-19 en el país en marzo de este año, que "trajo aparejado el cierre de fronteras y la restricción del transporte".

"El sector necesitará por lo menos dos años y mucha ayuda estatal para salir adelante. En el medio, estamos las agencias de viaje resolviendo la situación de miles de argentinos que quedaron varados en el mundo. Trabajamos día y noche intentando resolver esta situación de angustia, sin generar ingresos", relató.

En este sentido, reclamó un esfuerzo estatal para "salvar 5.600 agencias de viaje de las cuales el 95% son pymes”.

Tras la exposición de los representantes de la industria, se abrió la ronda de intervenciones de los diputados y allí se produjo una discusión entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio por las diferencias entre los proyectos.

El vicepresidente de la comisión, Ramiro Fernández Patri (Frente de Todos), presentó el proyecto de su autoría, con un alcance más limitado que el propuesto por Juntos por el Cambio.

"El ministro Matías Lammens ha trabajado codo a codo con su par de Economía (Martín Guzmán) para sostener estas medidas. EL querría dar mejores noticias de las que se pueden, pero hay que entender que somos 44 millones de argentinos y estamos todos tirando de una sábana corta", explicó.

 Entre los beneficios del proyecto, mencionó un bono compensatorio para el turista que compre un servicio turístico en 2020, para ser utilizado en 2021 por un valor equivalente el 50% de la suma abonada, válido para utilizarlo en otro servicio.

 "El proyecto que propone Fernandez Patri iría muy bien para la post-pandemia. Pero el sector turístico necesita hoy medidas concretas que permitan una certidumbre de futuro", cuestionó la radical Lorena Matzen.

 Su compañera de bancada, Jimena Latorre, se sumó a las críticas y pidió diferenciar entre el proyecto de la oposición, que "da herramientas concretas financieras, tributarias y económicas, y la iniciativa "de promoción, capacitación y auxilio discrecional de fondos que no sabemos cuántos son".

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar