Investigarán la muerte en el Cabra Corral, hay dudas

Policiales 09 de noviembre de 2020
Un salteño de 40 años perdió la vida en las aguas del dique Cabra Corral cuando estaba con amigos. El fiscal tiene dudas.
murio-ahogado-en-el-dique-cabra-corral-de-salta

Fuentes policiales informaron que el equipo de rescate enviado hacia el lugar nada pudo hacer, ya que el malogrado bañista ya se encontraba sin vida cuando arribaron, informa El Tribuno

El hombre fue identificado como Carlos Alberto Pereyra, de 40 años, con domicilio en el microcentro salteño y los únicos testigos del suceso fueron los amigos de la víctima.

Las cinco personas que se encontraban junto a él dijeron que se trató de un accidente.

De todas maneras el fiscal penal de Graves Atentados, Ramiro Ramos Ossorio dispuso que los acompañantes y a la vez testigos presten su declaración informativa.


El médico legal examinará el cuerpo en busca de signos de violencia y se despeje cualquier duda acerca del lamentable suceso, que empañó el fin de semana. 



El bañista murió por asfixia por inmersión, aunque el diagnóstico lo dará el forense a cargo de las pericias de rigor.

Una fuente policial consultada ayer por El Tribuno dijo que en el lugar donde Pereyra perdió la vida, las aguas están densamente pobladas de algas y que las mismas dificultaron supuestamente el rescate que intentaron hacer los presentes. 

Las versiones de cómo el hombre fue rescatado casi sin vida de un lugar, bastante alejado de la orilla, tiene algunas inconsistencias y es materia de investigación.

El cuerpo de Carlos Pereyra, fue trasladado en ambulancia al hospital zonal de Coronel Moldes, donde se constató su deceso, por parte de la médica Patricia Molina.

dique cabra corral

El relato del dramático momento

Según el reporte emitido por la Policía, los presentes en el lugar eran seis personas. Estas al principio decidieron refrescarse en las aguas del dique. Luego comenzaron a jugar, aunque no trascendió qué tipo de juego y si era en grupo o en solitario, arrojando los calzados conocidos como “sapitos”, cada vez más lejos y se fueron adentrando hacia aguas más profundas. El espejo de agua está embalsado entre valles y cerros y las profundidades caen abruptamente, según el lugar del embalse. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar