Muerte en la Tetera de Porcelana: “Quiero justicia para mi hijo”

Justicia 11 de noviembre de 2020
Mariana es la mamá de Nicolás, el bebé de ocho meses, que murió en 2018 cuando estaba al cuidado del jardín maternal.
tetera de porcelana ok

El lunes inició el juicio contra Luciana Noelia Dan Fernández y Cristina María Yapura, dueña de la ex sala maternal La Tetera de Porcelana y quien estaba a cargo de Nicolás, un bebé de sólo ocho meses; ambas están acusadas de homicidio culposo, la madre de la víctima contó a InformateSalta que esperaron por dos largos años este momento, “quiero justicia para mi hijo”.

Nerviosa, con la voz entrecortada, Mariana dijo que en la primera audiencia tanto ella como su esposo declararon y tuvieron que enfrentarse a los recuerdos de aquella tarde que cambió sus vidas para siempre.

Siento un torbellino de emociones, me es muy difícil escuchar los que sucedió ese día, lo que fueron descubriendo durante la investigación. Yo no entiendo de procesos judiciales, pero sé que quiero justicia y que esto no vuelva a pasar”.

Juicio tetera
Las imputadas de espaldas 



Respecto a Luciana Dan y Cristina Yapura, contó que la única vez que las vio desde lo ocurrido fue ese mismo día, “ellas trataban de explicarme algo pero yo no entendía”, haciendo referencia a que estaba completamente shokeada con lo sucedido.


“Quiero que la justicia me ayude a saber qué fue lo que pasó y cuál fue el desencadenante para que mi hijo pierda la vida”


“Mantener el recuerdo vivo de Nicolás es mi prioridad, estar atenta a la investigación, esto ha sido muy difícil para nosotros, dejamos nuestros trabajos e intentamos comenzar de nuevo, disminuimos mucho nuestras actividades, nos costó volver al ritmo diario, encontrar un poco de estabilidad. Explicarle a mi hija lo que había pasado fue muy duro, ella siendo una niña pide justicia para su hermano y no quiero que sienta rencor ni cosas que no le hacen bien”.

Mariana asegura que como familia han decidido creer en la justicia y esperar lo mejor, sin embargo quiere que se tome conciencia y esto nunca más vuelva a ocurrir. “Se supone que los padres confían en el servicio que brindan, creemos que están capacitadas, ellas estudian para esto, una mamá no estudia para ser mamá, muchas acudimos a ellas por confianza”.

“Pido que no se olviden lo que pasó con mi hijo para que otras madres presten atención a cosas que quizás yo no pude ver o no son lo que nos plantean y prometen y todo terminan en un desenlace feo o fatal como en mi caso”.

 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar