Estafa Millonaria: El policía retiró el dinero en 2019 y corresponde a una herencia

Justicia 13 de marzo de 2021
policia abusador

El Ministerio Público Fiscal informó que un policía identificado como Hugo Alberto Colantuono, fue detenido acusado por fraude a la administración pública y falsificación de instrumento público luego de presentar un edicto trucho y así aparentemente lograr transferir casi 300.000 dólares de la cuenta de una persona fallecida hacia una particular. InformateSalta conoció detalles del caso. 

Se sabe que la estafa gira en torno a un juicio sucesorio donde la causante es Dvornik Vanja, quien dejó un importante patrimonio no sólo en cuentas bancarias sino también en propiedades; la mujer que no tiene herederos falleció en 2016 y sus amigas iniciaron el proceso de juicio sucesorio. Sin embargo se trata de una herencia vacante que una vez finalizada permitirá al Estado administrar los bienes. 

Para darle un orden a todo lo que tenía la mujer se designó a administradores judiciales quienes estaban encargados de realizar un inventario de las propiedades y cuentas como así también cumplir con el cobro de todos los locales de alquiler que poseía la mujer. 

edicto

Entre los bienes, la mujer dejó un plazo fijo en una entidad bancaria con casi 300.000 dólares, esta fue objeto de una estafa. Según pudo conocer InformateSalta el juicio estuvo demorado porque tuvo un cambio de juez y cuando retomó su curso uno de los administradores fue al banco para hacer un inventario de las cuentas, allí se dio con la novedad de que la cuenta ya era inexistente. 

Ante el asombro y preocupación del administrador, desde la entidad informaron que el 5 de julio de 2019 dieron cumplimiento a un oficio judicial que ordenaba la transferencia de todo el dinero a una cuenta a nombre del detenido en otro banco. El edicto estaba falsificado al punto de que la jueza firmante ya no estaba a cargo de ese juzgado. 

Según los registros el dinero fue retirado el 29 de julio de 2019 y desde aquel día no se sabe cuál es su paradero, cabe recordar que se trata de al menos 45 millones de pesos. Al principio los abogados del caso sospecharon que el efectivo policial podría haber sido víctima de un robo de identidad, pero al parecer estaría directamente involucrado en la causa que ahora es investigada por una fiscalía de Delitos Económicos Complejos. 

La justicia busca dilucidar cómo fue que trascendió la información respecto a la existencia de ese dinero, teniendo en cuenta el gravísimo perjuicio cometido. 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar