Cómo conquistar y enloquecer de amor a cada signo del zodíaco

Medios 14 de abril de 2021
amor

Aries
Es un signo Cardinal, de Fuego. Su regente es Marte.

Aries es el inicio del ciclo del Sol a través del zodíaco. Por eso, más que cualquier otro signo, simboliza el comienzo. Es el signo de la acción: conquista es su palabra favorita. Por eso, si se quiere atraer a un ariano no hay que tomar la iniciativa sino dejarse seducir. Como todos los signos de Fuego, tienen un gran ego. Necesitan admirar y ser admirados. No hay mostrarse dócil ya que necesitan personas fuertes y seguras como ellos, alguien que pueda seguirles el ritmo y con quien compartir amores ardientes y aventuras, una compañía estimulante que les proponga desafíos mentales y físicos. Estar a su lado es como sentirse en la montaña rusa ya que no hay lugar para el aburrimiento.

Líderes apasionados, aventureros y briosos, les gusta el romance. Decirles que no es estimular su deseo. Como amantes son temerarios y tienen energía suficiente como para seguir y seguir. Siempre están dispuestos para el amor y la batalla porque Marte, el dios de la guerra, es su regente natal. Con ellos se puede mantener sesiones múltiples de sexo abrasador en tanto son amantes incansables. Frente a un Aries hay que procurar ser siempre sinceros. No tienen miedo a la verdad, son nobles y saben perdonar. El color rojo y los masajes en la cabeza, les encantan.


Tauro
Es un signo Fijo, de Tierra. Su regente es Venus.

Prácticos, los nativos de Tauro tienen los pies bien puestos sobre el suelo, como corresponde a un signo de Tierra. Les gusta mucho la rutina y no la pasan bien cuando las circunstancias que los rodean son cambiantes. Confiables, tercos, memoriosos, sensatos, prácticos y precavidos, se aferran a sus hábitos y buscan relaciones estables y armónicas. Necesitan seguridad, a la equiparan con comodidad.

Como tienen un fuerte gusto por la estética, casi siempre la atracción inicial es fuertemente física, lo “demás” vendrá después. Las personas y las cosas agradables son afrodisíacos irresistibles para estos nativos que tienen un amor natural por lo atractivo y placentero. Venus -la diosa de la belleza y del deseo- es su regente, lo que les otorga características sensuales. Los sentidos -sobre todo el gusto y el olfato- están bien desarrollados en Tauro, una sonrisa y una caricia serán buenas armas, pero si vienen acompañadas por una buena comida, un ambiente agradable, buena música, buenos perfumes, sabores y texturas suaves, mucho mejor.

Constantes y pacientes, generalmente persistirán hasta obtener lo que quieren, pero un “empujoncito”, nunca les viene mal. Son lentos, pacíficos y mesurados para todo.

Enojados pueden ser un poco "peligrosos", por lo que habrá que aprender el arte de la negociación para aplicarlo cuando sea necesario. Toman el sexo como un ejercicio de sensualidad, suelen ser apasionados y vehementes en el amor, y a todo lo que emprenden le ponen el máximo de esfuerzo. Les gustan los mimos, los abrazos, los masajes en el cuello y en los hombros, así como los buenos regalos y las personas que puedan proveerlos.


Géminis
Es un signo Mutable, de Aire. Su regente es Mercurio.

Escurridizos y comunicativos, los nativos de Géminis son encantadores: les gustan la risa y la diversión. Son andariegos, inquietos y movedizos en concordancia con su elemento, el aire. Como su regente, Mercurio, el dios de los pies alados, valoran las aventuras y los viajes. Dueños de una mente muy activa, la mejor manera de mantenerlos interesados es a través de la estimulación intelectual, por lo que la variedad de ideas e iniciativas es ideal cuando buscamos relacionarnos con un Géminis. Para despertar su interés, hay que comenzar por la mente que tamiza sus sentimientos. Es fundamental estar absolutamente al día en todo lo que sean las últimas tendencias, novedades, sobre todo en materia de comunicación. Tienen la necesidad de reunir, clasificar, procesar y propagar información de manera continua.

Es el primero de los signos llamados “dobles”. Su naturaleza está llena de contrastes y, con frecuencia, tienen más de una cara. Nerviosos, a veces irritables y tensos, desapasionados, curiosos, pueden saltar de una relación a otra, siempre buscando su ideal teórico. Son un tanto inestables y muy proclives a los cambios, pero a su lado siempre habrá entretenimiento y diversión. No son emocionales ni críticos y mucho menos prejuiciosos, son permisivos porque detestas las reglas, los compromisos y los horarios.

A Géminis le encantan las sorpresas, los regalos tecnológicos, los buenos libros y todos los juegos en los que intervenga el ingenio o la destreza manual.

Cáncer
Es un signo Cardinal, de Agua. Su regente es la Luna.

Amables y sensitivos, los nativos de Cáncer son vulnerables, temerosos, románticos y soñadores. Están muy conectados con sus emociones por ser un signo de Agua y -como está regido por la Luna- su humor y su personalidad son cambiantes como ella. La Luna, uno de los símbolos femeninos, representa para la Astrología a la madre, a la familia y es donde un nativo de Cáncer tiene su centro: en su hogar. Para ellos también sus posesiones son primordiales, tienen una importante tendencia a acaparar y a guardar, eso los hace sentirse más protegido.

Como todo signo Cardinal, es muy activo para conseguir sus fines, sobre todo cuando está motivado emocionalmente. Pero, atención, tienden a la indolencia.

Dependientes, hipersensible, protectores y proveedores, adoran la buena cocina y la buena mesa. Para Cáncer, la nutrición es un proceso que tiene su correlato en lo afectivo y en lo emocional. Como amantes son solícitos, tiernos y sensuales; con ellos es posible vivir fantasías asombrosas, le encanta mimar y proteger al otro. Aunque son un tanto inseguros en las relaciones, son muy perceptivos y saben intuitivamente como conectarse con quien tiene a su lado.

Con Cáncer es muy importante ser pacientes y comprensivos para sostener una relación feliz. Uno de los secretos para llevarse bien con ellos es no criticarlos: son muy susceptibles a los reproches y necesitan ser halagados con cierta frecuencia.


Leo
Es un signo Fijo, de Fuego. Su regente es el Sol.

Los carismáticos y seguros nativos de Leo son distinguidos, entusiastas, francos, espontáneos, orgullosos y generosos… A veces un poco derrochones. Como todo signo de Fuego, son idealistas y tienden a poner en el pedestal a aquellos a quienes ama. Las expectativas de Leo son siempre elevadas, esto lo puede llevar a engaños y desilusiones.

Así como su regente el Sol es el centro del sistema solar, a ellos les gusta que el mundo gire a su alrededor y ser un centro de luz para que los demás puedan calentarse en ella y reflejar su esplendor. les gustan las situaciones en las que pueden demostrar su coraje y su gran fuerza interior, tienen una fuerte necesidad de expresarse, de ser admirados y respetados y necesitan mucho reconocimiento. Son protectores, leales y generosos. No se dejan dominar por nadie, al contrario, tienden a dominar.

Por tratarse de un signo Fijo tienen persistencia por lo pueden llegar a ser muy obstinados, pero a la vez es estables, fieles y leales cuando se enamora por completo. Tiene un gran sentido del humor, son pasionales, impetuosos y muy fogosos en el amor.

Habrá que ser capaz de comprenderlos y complacerlos en su necesidad de ser el centro de atención: un Leo se enciende cuando encuentra una pareja que se encandila con sus cualidades y le dice cuán maravilloso es.


Virgo
Es un signo Mutable, de Tierra. Su regente es Mercurio.

Los prudentes, analíticos y metódicos nativos de Virgo son aseados, pulcros, prolijos y detallistas. Esta tendencia se nota en la vestimenta y en el cuidado que le prodiga a su casa y a sus posesiones. Como todo signo de Tierra, son realistas, prácticos, confiables, lógicos y constantes; como todo signo mutable, son flexibles, adaptables y reflexivos.

Su regente, Mercurio, simboliza la comunicación. Virgo posee la habilidad de razonar con claridad, resolver problemas, analizar y explorar con profundidad las situaciones. Así, poseen un gran sentido crítico que no es fácilmente satisfecho ya que buscan la perfección.

En pareja son atentos, respetuosos y considerados. ¡Ojo! puedes ser mucho más cariñoso de lo que aparentan. Debido a su extrema timidez, les molesta la exhibición pública de cariño, son leales, fieles y tienen un solo amor por vez.

Son muy ordenados, incluso en su vida sentimental planifican todo. Exigentes, necesitan encontrar la relación perfecta. Conceden mucha importancia a su honestidad, que puede verse invadida por los celos y la inseguridad.

Desconfiados y a veces, tímidos, les falta fuerza de iniciativa, espontaneidad y confianza en la vida, pero son muy serviciales y se sienten felices cuando ayudan a sus semejantes. Para seducir a los nativos de Virgo es fundamental vestir bien y estar bien perfumados, pero lo esencial estará en los detalles porque saben que las cosas pequeñas de la vida en el amor, importan.


Libra
Es un signo Cardinal, de Aire. Su regente es Venus.

Los idealistas, extrovertidos y comunicativos nativos de Libra son encantadores, glamorosos y seductores. Se destacan en las reuniones sociales por su buen gusto, simpatía, sus buenas maneras y su buena conversación.

Como para todo signo de Aire, el sexo pasa en gran medida por la mente y Libra no es la excepción. Tienen el don de la comunicación, destreza intelectual y les gusta explorar las relaciones. Regido por el planeta Venus, la diosa del amor, la belleza y las artes, aman la estética.

Diplomáticos y armoniosos, saben instintivamente como conseguir que los demás se sientan cómodos y qué conviene decir en cada momento. No hay otro signo con tanta voluntad para sortear hechos desagradables, aborrecen los enfrentamientos y procuran mediar para evitarlos.

Comunicativos y sociables, necesitan del contacto humano y piensan que los problemas se pueden discutir detenidamente. Indecisos al máximo, los nativos de Libra nunca están positivamente seguros de nada, consideran más las ideas de los otros que las propias lo que -por lo menos- representa un riesgo.


Escorpio
Es un signo Fijo, de Agua. Sus regentes son Marte (antiguo) y Plutón (moderno).

Mágicos y místicos, a los nativos de Escorpio se los reconoce por su mirada intensa y penetrante. Siempre están dispuestos a canalizar energías en una exploración de la sexualidad de su amante. Profundos y magnéticos, no se les escapa nada. Con ellos no hay modo de guardar secretos, aunque es muy probable que ellos sí se guarden algunos, que se reserven espacios o tiempos exclusivos.

Como es un signo de Agua, está conectado con sus emociones. Sus sentimientos fluyen con mucha intensidad, se mueven entre los extremos y no conocen términos medios. Regido por Marte, es el único signo de agua que gozará con la pelea, porque es otra manera de disfrutar una experiencia cumbre. Es, por lejos, el más fuerte y extremo de todos los signos y se caracteriza por una gran capacidad de recuperación.

Astutos, desconfiados, apasionados, exigentes y audaces, Escorpio es tan perspicaz en el amor como en la vida. Toma la mayoría de las cosas como un juego de táctica y estrategia en el cual siempre lleva las de ganar.

Escorpio no es rápido para entregar su afecto pero cuando lo hace, nadie es más leal con los amigos o con las personas que realmente quiere. Poseen una fuerza interior que siempre nos acompañará acompañará a través de las crisis y trastornos que la vida nos depara. Protectores, protegerán, estarán a nuestro lado compartiendo penas y alegrías.

En el amor, son decididos, apasionados y tienen capacidad para amores profundos y duraderos.


Sagitario
Es un signo Mutable, de Fuego. Su regente es Júpiter.

Abiertos, filosóficos, de modales amigables y atractivos, los aventureros nativos de Sagitario adoran el deporte, los viajes, los juegos al aire libre y son profundos amantes de la libertad.

Como signo Mutable es adaptable y es otro de los signos llamados “dobles”. Uno de los más infieles del zodíaco, es hijo de Júpiter el más voluble de todos los dioses. Su natural tendencia hacia la libertad suele llevarlos a tomar riesgos en su vida sentimental, que es más variada que la de la mayoría de las personas de su entorno.

Como es un signo de Fuego, suelen ser bastante pasionales, ardientes y fogosos. Tienen una interesante capacidad de seducción, pero muchas veces se dejan arrastrar por sus impulsos y llegan a mantener relaciones que podrían considerarse "imprudentes". Se resisten a atarse y no porque deseen estar solos sino porque quieren ser libres para conectarse con quien sea, donde sea, sin límites impuestos.

El amor de un Sagitario puede ser una llama ardiente repentina, de pronto se apaga, de pronto se enciende por otro lado. Cuando están en pareja, necesitan cierto grado de independencia mutua para que cada uno pueda ser y hacer lo que desea.

Son muy sociables, les encanta tener amigos y compartir con ellos. Generosos, les gusta dar y lo hace sin reparos y suele ser exagerado. Son muy emotivos e insisten en vivir la vida en plenitud.


Capricornio
Es un signo Cardinal, de Tierra. Su regente es Saturno.

Los razonables y reflexivos nativos de Capricornio son ambiciosos, trabajadores, decididos, realistas, analíticos, metódicos y planificadores.

Como es un signo Cardinal, es dinámico, activo y emprendedor. Poseen una notable energía que los incita a tomar parte activa en la vida. Son decididos y capaces de tomar determinaciones sin dudar.

Como signo de Tierra, creen en lo tangible, lo que puede tocar, ver o analizar. Nunca debemos precipitarnos con ellos ya que piensan todo con tranquilidad. Son muy cautelosos, pero cuando entregan el corazón es “para siempre”.

Regidos por Saturno, el señor de los límites, pueden reprimir sentimientos por causa de cierta timidez o miedo al fracaso, lo que los hace ser desconfiados y creer que pueden ser víctimas de engaños y falsedades. Desconfían de todo lo que se le da sin más o se consigue sin arduo esfuerzo. Son exigentes con ellos mismos y a veces duros con los demás. Ahorrativos, casi hasta la avaricia y, en ciertos momentos, los invade el pesimismo.

Ambiciosos, responsables y trabajadores, la posición social es importante para ellos y el poder, un gran afrodisíaco. Es muy probable que su vista se fije en una persona atractiva, con clase, dinero o historias de éxitos.

Amantes fieles, dueños de un fuego interior que espera a la pareja apropiada, es organizado y se siente a gusto construyendo un romance especial para la persona amada.


Acuario
Es un signo Fijo, de Aire. Sus regentes son Saturno (antiguo) y Urano (moderno).

Rápidos, independientes y sociables, los imprevisibles, revolucionarios y desapegados nativos de Acuario no se dejan dominar por sus emociones. Como signo de Aire, son una fuente inagotable de ideas, pueden deslumbrar con su fluidez mental y con su espíritu humanitario.

De carácter firme, procuran vivir sin depender de nadie y sin que nadie dependa de ellos, pero aprecian la belleza de la amistad y los logros compartidos. Son muy buenos para trabajar en equipo, necesitan de la colaboración de otras personas que le aporten algo de lo que carecen o que no pueden manifestar sin ayuda. Sin embargo, tienen un costado elitista e individualista.

Urano les otorga el “toque” original, extravagante, brillante, divertido. No son afectuosos ni sensuales y, como corresponde a los signos de aire, tienden a aproximarse al contacto físico a través de la mente. Ir más allá de los límites es un ansia natural de Acuario; son poco convencionales e innovadores, por lo que continuamente ponen a prueba su pareja en busca de placeres renovados. Les fascina lo raro, lo exótico, lo prohibido, lo original: cuanto más extraño sea nuestro trabajo o aficiones tendremos más oportunidad de despertar su interés.

Seguros y constantes como todo signo fijo, Acuario tiene un magnetismo intelectual y avasallador. Curiosos, visionarios, científicos, creen en la educación y serán felices si pueden enseñarnos algo nuevo.

No tiene inhibiciones de ningún tipo. Con ellos es conveniente tomar la iniciativa ya que pueden estar perdidos en sus meditaciones y les cuesta vivir el “aquí y ahora” porque tiene sus ojos puestos en el futuro. Pero no son celosos ni posesivos y, mucho menos, pegajosos. Rebeldes e imprevisibles, no soportan depender de nadie.


Piscis
Es un signo Mutable, de Agua. Sus regentes son Júpiter (antiguo) y Neptuno (moderno).

Soñadores, fantasiosos, sensibles y espirituales, los tiernos y románticos nativos de Piscis saben manejar con habilidad su mágico y místico poder de seducción. Comprensivos, compasivos e impresionables, habrá que tener cuidado de no herir su susceptibilidad. Una persona de Piscis necesita que lo contengan y sentirse seguro, eso lo ayuda a relajarse y confiar.

Necesitan creer en algo superior, son visionarios, empáticos con su entorno, siente compasión por todos los seres de la tierra y tienen un gran caudal imaginativo pero, a veces, les falta un poquito de voluntad.

Son emotivos y sensuales, románticos, receptivos, tiernos e infieles. El símbolo de Piscis son dos peces que nadan en direcciones opuestas, como Géminis y Sagitario, es considerado un signo dual.

A Piscis le atrae un mundo de ensueño donde esconde deliciosos secretos, dominado por la ilusión, puede adaptarse a cualquier situación o estado, pero ¡cuidado! pueden llegar a ser grandes farsantes, mentirosos y manipuladores. Simpáticos, amables, imaginativos, benévolos y altamente emocionales, son desprendidos, intuitivos y les gusta complacer a su amante o pareja.

Cuando se entregan, lo hacen por completo, el amor es lo mejor que les puede ofrecer la vida sobre la tierra, por eso sueña con él y suele tener la cabeza en las nubes mientras juega con su fantasía.

Se sienten en contacto con su mundo interior del que extraen ideas, sentimientos o fantasías y tienen la capacidad de entregarse con resignación a tareas que para otros pueden resultar desagradables.

Son influenciables y prefieren el amor antes que la guerra, motivo por el cual se pueden dejar avasallar.

Por Patricia Kesselman, astróloga y profesora de astrología y tarot. En Instagram: @horoskopo.
 


 
 

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar