Boudou recuperó la libertad y ahora busca anular causas en su contra

Nacional 25 de julio de 2021
amado

Amado Boudou, ex vicepresidente de Argentina, recuperó su libertad luego de cumplir con los dos tercios que definió su condena, la cual se dictó un 7 de agosto de 2018, luego de que el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) lo hallara responsable de los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública. La imputación se dio en el marco de una causa que lo investigó y, finalmente, condenó por la compra de la excalográfica Ciccone durante el tiempo en que él cumplía funciones ejecutivas en el Estado. Pasado este tiempo y hace poco menos de una semana, se le otorgó la libertad.

Tras recibir su libertad condicional, ahora su abogada, Graciana Peñafort, realizó declaraciones a la prensa anticipando que su cliente desea tener algún cargo en el Estado en el futuro. De hecho, para eso afirmó que les “queda por delante una pelea para anular la sentencia contra Boudou”.

 Con estas declaraciones, se desprende la conclusión de que trabajarían sobre tres causas en trámite, en las cuales el exfuncionario denunció que había sido víctima de irregularidades procesales. Una de ellas tiene como foco a Alejandro Vandenbroele, quien recibió pagos como imputado protegido y, entre ello, confesó que actuó como testaferro de Boudou y que en su nombre buscó controlar la imprenta Ciccone. Por su parte, Vandenbroele fue ingresado a un plan oficial del Gobierno que prevé que se facilite su subsistencia. Así, presentó un proyecto para construir un hotel y pidió 1.500.000 pesos al Programa de Protección de Testigos y una parte de ese monto le fue entregado. Al respecto, Peñafort explicó que el pago no se hizo en el caso Ciccone sino en una causa que no era la principal, de modo que cayó en una irregularidad.

Otra causa, la segunda, gira en torno a la denuncia de uno de los jueces que lo condenó, Pablo Bertuzzi. “Nuestra contraparte en el juicio por el caso Ciccone era el Poder Ejecutivo, que querellaba a través de la Unidad de Información Financiera (UIF) y al Oficina Anticorrupción (OA), dependientes del Ministerio de Justicia; y era al mismo tiempo el Poder Ejecutivo, desde el Ministerio de Justicia, el que decidía sobre el traslado de Bertuzzi”, dijo la abogada Peñafort.

 Otra de las causas en en la que se presentó como querellante: el espionaje ilegal, del cual Boudou habría sido víctima. En un rejunte, Peñaflor dijo: “No me cabe duda que vamos a probar que estuvo mal el pago a Vandenbroele: está documentado en un expediente del Ministerio de Justicia. Y tampoco tengo dudas sobre el episodio ligado al traslado de Bertuzzi”. 

Si bien la abogada del ex vicepresidente reconoció que la finalidad de estas presentaciones de nulidad no tendrían como principal objetivo la rehabilitación para ocupar cargos políticos, tampoco descartó que no fuera uno de los objetivos que persiguen.

Fuente: La Nación

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar