Ante el aumento de la carne, el Gobierno analiza subir las retenciones

Nacional 21 de noviembre de 2021
carne

Tras comunicar el acuerdo alcanzado para congelar los precios de la carne en las grandes cadenas nucleadas en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU) durante el feriado largo, el gobierno nacional busca herramientas que permitan moderar el impacto de la suba de los valores de la hacienda vacuna en pie en los precios de la carne a nivel minorista.

En este sentido una de las opciones que analiza el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, para frenar la escalada en el precio de la carne y otros alimentos de la canasta básica es incrementar retenciones a las exportaciones. También evalúa aplicar fideicomisos de subsidio cruzado, una herramienta que implementó Guillermo Moreno durante el kirchnerismo.

Según publica el portal TN, Feletti vincula la suba en los valores de la carne a "una baja en la oferta" y a "maniobras especulativas en el aumento del novillo". Considera además que "la menor oferta de ganado no justifica el aumento".

La luz de alerta se prendió a mediados de la semana pasada tras el salto de entre 10% y 15% registrado en los precios de la hacienda en pie en el Mercado de Liniers. Este incremento a nivel mayorista puede llegar a traducirse en un aumento de entre 20% y 25% en las carnicerías.

Las explicaciones esgrimidas por los diferentes eslabones de la cadena cárnica respecto de los aumentos en el precio de la hacienda, consideran una multiplicidad de factores que impulsaron los aumentos.

Uno de ellos es la merma en la oferta de hacienda "gorda" para faena por parte de los feedlots, que hace ya un tiempo, debido a los problemas para reponer animales en los corrales por cuestiones de rentabilidad y encarecimiento de la hacienda, llevaron a que hoy la ocupación de los mismos se ubique por debajo de lo normal (menos del 65%).

A esto se suma una baja de oferta estacional de animales frente a un aumento de la demanda por fin de año, y cuestiones básicamente referidas a la inflación que produjeron un retraso en los valores de la hacienda.

Esta semana continuarán las conversaciones "con el objetivo dar arribar a una solución consensuada que garantice la estabilidad del precio de las carnes, evitando así sobresaltos que afecten a los consumidores en el último tramo del año", indicaron fuentes oficiales.

 

El plan de Feletti
 

Para próximas medidas, Feletti mencionó que analizan "la segunda fase" del programa de precios congelados en productos clave como carne, pollo, pan y parte de leche fresca. El objetivo es desenganchar los precios locales de los internacionales.

Después de la reunión con los ministros Martín Guzmán (Economía), Matías Kulfas (Desarrollo Productivo) y Julián Domínguez (Agricultura), el Secretario puso el eje en un potencial aumento de los derechos de exportación como política para contener los precios.

Planteó que en comparación con el 2015, actualmente "las retenciones tienen menos peso frente a productos con precios internacionales más altos y, por lo tanto, menor regulación de cupo de exportaciones".

 

 
Roberto Feletti, secretario de Comercio Interior.
Fuente: Télam
 

Feletti indicó que "el diagnóstico es que la suba de precios internacionales llegó para quedarse por lo menos hasta el año que viene". En declaraciones a Página 12, vaticinó que "aumentará el precio del maíz, el trigo y la carne" y que deben "evitar que impacten en la mesa de las y los argentinos".

Al justificar posibles medidas, el funcionario sostuvo que es "imprescindible intervenir" porque sino habrá un impacto en el precio de los alimentos más grande que el de ahora con un traslado también a productos de góndola que usan trigo como insumo, como los fideos.

 Reflotar una resolución de Moreno
 

El secretario de Comercio Interior habló además de la eventual creación de fideicomisos de subsidio cruzado, como sucede en el mercado del aceite mezcla para que los valores de alimentos sensibles al consumo local no se disparen. "Son acuerdos entre privados por el que parte de la renta exportadora se destina a subsidiar el precio de aquellos que venden en el mercado interno", explicó.

Esta es una herramienta que implementó Guillermo Moreno y que mantuvo frenados los precios de los aceites durante años. A principios de este año, el Gobierno la reflotó y acordó con los exportadores aceiteros. El convenio vence a fines de enero de 2022 y se estima que el Gobierno buscará mantenerla.

"El modelo es el de aceite mezcla y es exitoso en términos de precios y para el productor, porque el subsidio para que se mantenga el precio del mercado interno es apenas el 1,9%, mucho menos que las retenciones tradicionales", sostuvo Feletti.

 
Fuente: Con información de TN y Télam

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar