Suben los casos de una enfermedad que afecta en especial a hombres

Sociedad 03 de octubre de 2022
mono

Los casos de viruela del mono en Argentina aumentaron un 60% en las últimas cuatro semanas. Según el Boletín Epidemiológico emitido desde el Ministerio de Salud de la Nación se detectaron 326 nuevos pacientes de los cuales el 94% corresponde al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), CABA registra 232 casos y provincia 76 mientras que Córdoba se encuentra en el tercer lugar con 8 casos.

Uno de los datos más relevantes del informe emitido por la cartera sanitaria nacional da cuenta que el 85% de los contagios de viruela del mono no registran antecedentes de viajes y todos los casos, a excepción de uno, corresponden a personas de sexo masculino. "Tenemos una circulación comunitaria significativa. Por ello la mirada para la detección de los casos no tiene que centrarse en el antecedente de viaje", destacaron fuentes del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

Al ser consultados sobre la incidencia que puede tener la enfermedad en nuestro país de mantenerse la tendencia de contagios, los responsables de la Gerencia Operativa de Epidemiología de la Ciudad de Buenos Aires explicaron que si bien la tendencia de contagio aumenta no lo está haciendo de manera súbita.

La población más afectada hasta el momento son hombres, sexualmente activos, generalmente homosexuales, con múltiples parejas pero esto no quiere decir que el resto de la población esté exenta de contraer la enfermedad. Si se tienen en cuenta las edades de los infectados, la tasa más elevada de casos confirmados corresponde al grupo de 25 a 34 años. En ese sentido, la mediana de edad para este evento fue de 37 años mientras que la edad máxima alcanzada de los casos confirmados fue de 58 años.

Cifras a nivel mundial
La tendencia de casos de viruela del mono es creciente en América, la mayoría de los casos registrados se encuentran en Estados Unidos y Brasil, países como Perú, México, Chile, Colombia y Argentina también poseen un número importante de infectados. 

Según los registros que se obtuvieron desde el 1° de enero hasta el 20 de septiembre de este año a nivel mundial hubo 61.753 casos de viruela del mono en 105 países de los cuales 23 perdieron la vida y 36.783 de los casos corresponden al continente americano. De la cifra de víctimas fatales, 2 eran oriundas de Brasil, 1 en Ecuador, 1 en Cuba mientras que el continente más afectado es Europa, con 14 muertes.

“Lo que se relevó en las investigaciones epidemiológicas hasta el momento, es que en la mayoría de los confirmados el contagio se habría producido durante las relaciones sexuales“

"A lo largo de la historia, la tasa de letalidad de la viruela símica ha oscilado entre el 0% y el 11% en la población general, y ha sido mayor entre los niños pequeños. Recientemente, la tasa de letalidad ha sido de alrededor del 3%-6%", explicaron desde el Ministerio de Salud de CABA y agregaron que "en la Ciudad de Buenos Aires no hay fallecidos ni registros de casos graves hasta el momento".

Formas de contagio
La transmisión de persona a persona puede producirse por contacto estrecho con secreciones o lesiones cutáneas de una persona infectada, o con objetos contaminados recientemente. En el caso de la transmisión a través de gotitas respiratorias suele requerir un contacto cara a cara muy prolongado situación que aumenta el riesgo para los profesionales de la salud, los miembros del hogar y otros contactos estrechos de casos activos.

"Lo que se relevó en las investigaciones epidemiológicas hasta el momento, es que en la mayoría de los confirmados el contagio se habría producido durante las relaciones sexuales (esto no significa que son de transmisión sexual ya que esta vía aún no está demostrada)", agregaron desde la cartera sanitaria de la Ciudad de Buenos Aires.

Recomendaciones
El virus puede estar viable 15 días en el ambiente, por esa razón, es importante que la persona contagiada se aísle y tome algunas precauciones para evitar contagios entre las que se encuentran la desinfección de ambientes con los desinfectantes comunes y lavandina.

En el caso de la ropa de uso personal, así también como ropa de cama, toallas y toallones, se deben lavar en el lavarropas con agua caliente preferentemente que supere los 60° manteniendo los cuidados a la hora de manipular la ropa sucia evitando el contacto directo con el material contaminado. Otro aspecto a tener en cuenta es que la ropa sucia no debe sacudirse ni manipularse de manera que pueda dispersar partículas infecciosas y de ninguna manera debe lavarse con el resto de la ropa. 

Los platos y utensilios utilizados diariamente para las comidas no deben compartirse y al igual que sucede con la ropa, deben lavarse con agua caliente y jabón. En el caso de las superficies y objetos contaminados deben limpiarse y desinfectarse con un desinfectante de uso hospitalario o con una dilución de 1:100 de hipoclorito sódico (lavandina) de uso doméstico.

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar