La inocente cábala de la Selección argentina antes de los partidos

Mundial Qatar 2022 05 de diciembre de 2022
vabal

El fútbol en general y el Mundial en particular siempre generan historias curiosas. Así como cada uno tiene su lugar en el sillón o un grupo definido con el que mirar los partidos, los jugadores de la Selección argentina también tienen sus cábalas. En esta línea, hay una muy especial que nació en la Copa América 2021 y se respeta a rajatabla en Qatar 2022.

Antes de cada encuentro, los jugadores argentinos salen a mirar a las tribunas y hacer el tradicional reconocimiento del campo de juego. Allí siempre se puede ver a Rodrigo De Paul, Leandro Paredes y Alejandro "Papu" Gómez, quienes comen caramelos mientras se ríen y observan a los hinchas. Este ritual, costumbre o como se quiera llamarlo es repetido una y otra vez por estos jugadores, pero les fue inculcado por un cuarto integrante de la Scaloneta.

Todo nació con la llegada de Emiliano "Dibu" Martínez al seleccionado. El arquero es un fanático de los caramelos masticables y fue quien le "contagió" este gusto por las golosinas al resto de sus compañeros. El guardameta marplatense le pidió a su hermano Alejandro que le haga llegar una caja de Sugus a la concentración en la previa a enfrentarse a Ecuador por los cuartos de final.

Con el resultado positivo, el comer caramelos antes de los partidos se volvió tradición. Ese modus operandi entre De Paul, Paredes y el Papu se repitió ante Colombia en Brasilia y, tras el título en el Maracaná, no hubo forma de pararlo.

El invicto de los caramelos se cortó ante Arabia Saudita, partido para el que la Selección argentina contó apenas con un puñado de los icónicos caramelos "Palitos de la selva". Por eso, el Dibu Martínez volvió a recurrir a su hermano para que le alcanzara más y mayor variedad de golosinas. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar