Una mujer vivió un calvario, a pesar de tener consigna policial su ex intentó matarla

Justicia 06 de enero de 2023
violencia de género

Pareciera ser que una mujer víctima de violencia cargase con una condena eterna, donde a veces ni la justicia puede impedir agresiones, amenazas y golpes. En las últimas horas se conoció la historia de una mujer que fue atacada por su ex pareja a pesar de tener consigna policial; ni el efectivo logró detenerlo. 

El Ministerio Público Fiscal informó que tras un arduo operativo pudieron detener a un joven de 23 años que atacó al menos dos veces a su ex pareja. Ahora está imputado por violación de domicilio, desobediencia judicial (dos hechos), lesiones leves agravadas por la relación de pareja previa y el género, agresión con arma agravado, amenazas, robo, privación ilegítima de la libertad agravada, atentado y resistencia a la autoridad pública y evasión y quebrantamiento, todas ellas en concurso real.


fallo corte de justiciaTenía antecedentes, discutió con su pareja y la arrastró con el auto varios metros

La fiscal penal de Violencia Familiar y de Género Claudia Geria tomó intervención en la causa luego de que una mujer denunciara que su expareja se había presentado en su casa pese a la medida de restricción de acercamiento. Explicó que el hombre adujo que quería ver al hijo de 7 meses que tienen en común, pero una vez adentro, le propinó golpes de puño en todo el cuerpo mientras le exigía que le entregue el celular para controlar los mensajes. Además, dijo que intentó herirla con un cuchillo tipo sierrita y quemarle la cara con un cigarrillo.

Declaró que el hombre amenazó con matarla y le impedía salir; ella aprovechó que su expareja se distrajo buscando el cargador del celular para huir junto a sus hijos y refugiarse en una panadería, en un estado de absoluta vulnerabilidad.

Violencia

En ese momento la Fiscalía solicitó que la víctima sea examinada por el médico legal y se dicte prohibición de acercamiento y de ejercer actos de violencia. Además, de que se le asigne una consigna policial.

Pasadas las 12 de la noche del 3 de enero y encontrándose la consigna en el domicilio de la víctima, el hombre ingresó a la vivienda nuevamente, en ese momento fue reducido  por el oficial de policía y la mujer, pero al llegar a la comisaría le metió un cabezazo y se escapó. Recién pudo ser detenido nuevamente horas más tarde mientras caminaba por la vía pública. 

Las que no te podes perder

Newsletter

Recibí en tu mail los títulos de cada día

Te puede interesar