Caputo aseguró a empresarios la baja de impuestos y blanqueo, pero primero deberán apoyar y ordenarse

Gobierno 26/06/2024
toto

El ministro Luis Caputo participó este martes de una nueva edición de la convención anual que organiza la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO), en la que respondió a los reclamos del sector, uno de los más afectados por el escenario recesivo, pidió más apoyo al modelo económico del Gobierno nacional y prometió recortar al 90% los impuestos existentes.

"Entre los reclamos que nos hacen, siempre nos piden que bajemos impuestos. Claro que nos gustaría bajar impuestos, pero eso tendría una consecuencia inmediata, nos llevaría de vuelta al déficit y a la necesidad de financiarlo. Si arrancamos de esa manera, van a decir que volvimos a lo de antes", afirmó Caputo durante el cierre del evento convocado bajo el lema "Constructores de Diálogo".

En ese sentido, el ministro le pidió al sector privado "más apoyo" para consolidar un "círculo virtuoso" de recuperación.

"El sector privado tiene que apostar en el modelo, confiar en los que estamos acá 100% por vocación de servicio. Tienen que saber que donde la economía empiece a crecer, nosotros le vamos a devolver esa plata en baja de impuestos. Ahora tienen un blanqueo tributario y de capitales, una oportunidad histórica para que regularicen la situacion de sus empresas, de sus empleados y sus situaciones personales", indicó.

"Si seguimos en este proceso, si consolidamos este circulo virtuoso, créanme que al final de nuestro mandato vamos a haber reducido el 90% de los impuestos que hay hoy en Argentina", aseguró provocando la reacción de los presentes, que lo aplaudieron por única vez en sus más de 35 minutos de exposición.

"Hacía ahí es donde tenemos que ir, ese es el mensaje para los devaluadores seriales que creen que la única forma de conseguir competitividad es devaluando. No, el camino es bajar fuertemente la carga impositiva, bajar el 90% de los impuestos. Algunos de estos impuestos ustedes los padecen, sabemos las molestias que genera pagar Ingresos Brutos, el impuesto al cheque, el doble IVA, y tantos otros", aseveró.

 "El camino es la baja de impuestos y la llave la tiene cada uno de ustedes, el compromiso de este lado siempre va a estar y vamos a cumplir con lo que decimos. Si podemos convencerlos de que realmente se comprometan con este modelo, todos nos vamos sorprender con los resultados y vamos a estar hablando de otra Argentina", agregó.

Pérdidas de empleos y empresas a punto de desaparecer: el duro reproche del sector al Gobierno nacional

Antes de Caputo tomó la palabra Gustavo Weiss, presidente de CAMARCO, que habló de un "panorama ensombrecido", con políticas que le han asestado un "duro y contundente golpe" al sector de la construcción.

Con el ministro arriba del escenario, Weiss recordó la pérdida de más de 100 mil puestos de trabajo ("y tantos otros de manera indirecta", agregó), la existencia de miles de obras paralizadas en todo el país y aseguró que hay "empresas en riesgo de desaparecer por falta de pago de trabajos ejecutados el año pasado y la discontinuidad de las obras".

"Reconocemos la baja de la inflación, la mejora en la cantidad de reservas del BCRA y vemos con esperanza la aparición de líneas de créditos hipotecarios, entre otras medidas. Pero aún coincidiendo con las autoridades nacionales en la necesidad de controlar el gasto público, el ahorro fiscal y la búsqueda del superávit, tenemos claro que la infraestructura pública no es un gasto, es una inversión, no es parte del problema, es parte de la solución", apuntó el titular de CAMARCO.

Como representante de las empresas, Weiss manifestó la voluntad del sector privado en asistir al Estado para avanzar en la recuperación económica, pero pidió que se generen las condiciones propicias para que eso suceda.

"Debemos alcanzar un riesgo país similar al de Chile o Perú y generar condiciones para incentivar la llegada de capital privado, con leyes que garanticen seguridad jurídica y fiscal. El dialogo ha de ser la herramienta que abra nuevas oportunidades para que el país salga de la encerrona en la que se encuentra hace décadas. Las empresas queremos ser protagonistas de este nuevo escenario y abogamos las condiciones necesarias para que eso suceda, con variables macroeconómicas saludables", explicó. 

"El 80% de las obras que recibimos eran políticas" Al hablar del caso de la obra pública, Caputo sostuvo que el 80% de las recibidas de parte de la gestión anterior no eran significantes y tenían una innegable carga política.

"En el caso de la obra pública en particular, recibimos 2700 obras. De ese total, el 77% eran obras por convenio, la mayoría menores, como un cordón cuneta en Santiago del Estero, un techo de una pileta en otra provincia, o baños en un cementerio. ¿Qué tiene que hacer la Nación con esas obras? El 80% era eso, esas no son obras, es política", explicó.

"¿Esas obras se tienen que hacer? Sí, pero se tiene que encargar el intendente del lugar, el gobernador. A nosotros nos costaba más el chequeo de esas obras, el proceso de fiscalizar, que la obra misma. Nación tiene que hacer obras de infraestructura que sirvan al desarrollo, no un cordón cuneta", completó.
Caputo dijo que de la mitad de esas obras cuestionadas ya se hicieron cargo las provincias. "Firmaron que se las llevaban para terminarlas ellos. La mayoría ya estaban avanzadas. Las provincia también se están emprolijando fiscalmente y empiezan a ver los frutos de eso", concluyó.

Te puede interesar
Lo más visto

Recibí en tu mail los títulos de cada día