Tras un faltante de dinero de su negocio, coloco cámaras y descubrió al ladrón

Policiales 01 de mayo de 2015
El robo era cometido por una empleada doméstica, quien llegaba al local con un juego de llaves, tanto de ingreso como del cajón donde se guardaba la recaudación. Se perdieron más de 200 mil pesos.

Una rápida e inteligente decisión le permitió a una pareja de comerciantes de la zona céntrica de esta ciudad dar con la persona que desde enero sustraía parte de sus ganancias. Aunque la maniobra fue efectiva, los dueños descubrieron que el ladrón era de su entorno más cercano.

En su denuncia, la propietaria de un local ubicado en la Galería Augusto, en la calle Balcarce 39, relató cómo resolvió el misterioso faltante de dinero que sufría cada vez que llegaba a la mañana a su local y revisaba la cantidad de plata que había dejado guardada la noche anterior.

La mujer, según lo averiguado por Informatesalta, explicó que el robo hormiga del cual eran víctima comenzó en enero pasado, o al menos, desde esa fecha es que se dieron cuenta de que las ganancias venían cada vez a menos.

Para ser más exacto, sostuvo que el 14 de abril pasado había dejado en un cajón de su oficina, dentro del local, una suma de dinero y un papel en el que le avisaba a su marido la cantidad recaudada que estaba bajo resguardo, sin embargo, al otro día contó la suma y se percató de que faltaba 1.400 pesos.Ante esto, los comerciantes hablaron con el sereno de la galería, quien esa mañana, una hora antes de que la dueña llegara a su local, recordó que vio a una mujer en su negocio, la cual entró y salió rápidamente sin encender la luz.Ante esta situación, los comerciantes echaron mano de la tecnología y colocaron cámaras de video en la oficina para resolver el misterio. A los dos días, y para su desazón, descubrieron que el ladrón era en realidad su empleada doméstica.La mujer, según la denunciante, fue captada por las cámaras cuando ingresó al local con un juego de llaves que poseía, no sólo de la puerta de acceso sino también del cajón donde se guardaba la recaudación del día. De esta manera, y sin saber cómo hizo su empleada para hacerse de las llaves, los comerciantes esclarecieron el robo.

Al chequear la fecha de las imágenes, los dueños explicaron que en los días en que se registraron los robos, su empleada, identificada por los denunciantes como Margarita Guitián, llegó tarde a su trabajo, aduciendo distintas excusas, como haber perdido el colectivo.En cuanto al daño sufrido, los comerciantes revelaron que desde enero pasado perdieron más de $ 200.000, aunque los faltantes que se registraban no superaban los 15 o m17 mil pesos, sumas que sumadas ascienden a la cantidad denunciada.

Fuente: www.informatesalta.com.ar

Las que no te podes perder

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar