“La Quipi” llega nuevamente a la televisión nacional

Espectáculos 04 de noviembre de 2016
Antes de su participación en el programa Hora de reír, que se emitirá este domingo a las 23 horas, por la señal de Canal 9 de Buenos Aires, la comediante Graciela “La Quipi” Quipildor, visitó InformateSalta.

La comediante, stand upera y dueña de un gran carisma, Graciela “La Quipi” Quipildor, visitó hoy la redacción de InformateSalta, donde adelantó que este domingo, a las 23 horas, se presentará nuevamente en el programa Hora de reír, que se emite por la señal de Canal 9 de Buenos Aires.

“Fue un hermoso año, tuve muchas oportunidades de crecer, de hacerme más conocida, de pegar un par de goles con un par de cosas que he escrito y de ir de Buenos Aires para grabar de nuevo, contó sobre su presente.

Además, opinó sobre los prejuicios que existen en la sociedad sobre una mujer que se dedique al humor. “Es un mundo generalmente masculino por una especie de prejuicio de que las mujeres no podemos ser graciosas y demás. Pero yo creo que las que me han ayudado, han sido mi mismo público femenino,” contó.

Los hombres y las mujeres a los 40

Aprovechando la ocasión, nuestro periodista, José Zambrano, quiso conocer la opinión de “La Quipi” sobre como son en la actualidad los hombres y mujeres que llegan a los 40.

El hombre a los 40 se les despierta una especie de gen dormido que tenían, que es el gen de comprarse una moto, que la mujer nunca le dejó comprar. Se va por los Valles, y como nunca anduvo en moto, cuando llega se la pasa poniéndose talco, se paspó todo y el que no puede, se compra una bici. Va a crossfit y sale lesionado y están más para pintura sobre tela, que para crossfit,” opinó.

A la hora de salir nuevamente de “casería,” se compra una camisa un tanto pasada de moda, ajustada y entra a los boliches con un trago en la mano, que nunca toma. “Hace cara, esto termina después en mano de dos dormidoras, no levantó nada en toda la noche.”

En tanto, la mujer se anota en zumba, quiere ir al gimnasio y le gusta zumba porque puede bailar como le da el cuerpo, nadie se fija en la de al lado, cosa que no se puede hacer en los boliches, porque va al boliche y ya no se sabe las letras de las canciones.

“A esa edad ya empezamos a cuestionar las letras de las canciones, les prestamos más atención y dejan de gustarnos.”

Sin embargo, la entrevista no terminó de la mejor manera, cuando en un arranque de sinceridad, Zambrano le preguntó si ella es una de esas mujeres de 40 que describe. “Yo tengo 35 años. Es una falta total de respeto con la artista, 10 kilos bajé, estoy a dieta,” gritó antes de retirarse de nuestro estudio. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar