2017 cierra con un hito: se duplicó el stock de créditos hipotecarios

Economía 25 de diciembre de 2017
El año terminará con préstamos activos por casi 120.000 millones de pesos. El fenómeno de los créditos UVA, detrás de este crecimiento.
bancos

Clarín/ La explosión del mercado de crédito hipotecario llevó a que 2017 concluya con un hito. El stock de préstamos para la compra de vivienda cerrará este año casi exactamente un 100% por encima del que se computaba al concluir 2016.

La base de datos del Banco Central marca que el volumen de créditos activos hoy está (promedio de los 13 días hábiles del mes) en 118.020 millones de pesos99,1% por encima del promedio de diciembre de 2016, que era de 59.274 millones de pesos.

Por lejos, el crédito para la vivienda, impulsado desde ya por la modalidad UVA, fue la línea de financiamiento para familias e individuos que más creció en términos porcentuales este año.

En esto tuvieron mucho que ver los bancos públicos (Nación, Provincia de Buenos Aires, Ciudad de Buenos Aires), que “primerearon” con ofertas muy agresivas aún cuando la inflación estaba en niveles más altos que los actuales.

La mirada de los privados, y por eso arrancaron después, era que la demanda se despertaría cuando la inflación diera claras muestras de descenso, acercándose al 12/15% anual. Eso, obviamente, no pasó, pero el público sacó sus cuentas: una cuota de un crédito parecida a la de un alquiler volcó claramente las preferencias para el lado de endeudarse y buscar tener la casa propia.

Otra razón. Los precios de los inmuebles están creciendo en dólares, aunque se mantengan estables en términos reales (por el atraso cambiario).

En la expansión de la colocación de créditos influyeron varios factores.

- La decisión del Banco Nación de volcarse a las líneas UVA, de la que se había mantenido ausente en 2016.

La diversificación de la oferta, con bancos que ampliaron el alcance de los préstamos, los montos máximos, la relación cuota ingreso, la posibilidad de que el créditos se destine a la compra de una segunda vivienda. O incluso la posibilidad de un “crédito puente” para comprar sin la necesidad imperiosa de vender la propiedad actual del tomar del préstamo. “Estos ajustes en la oferta hicieron más atractivos los préstamos” señaló Guillermo Mansilla, responsable de banca minorista del Banco Hipotecario.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar