¿Cómo le fue a Armani en los penales?

Deportes 23 de noviembre de 2018
El arquero de River no es un especialista, pero fue decisivo en algunas series jugando para Atlético Nacional. En el Millonario le patearon dos y ambos fueron goles.
aamacri

El escenario es difícil de imaginar; no tanto por las posibilidades que da el juego, sino por la carga emocional que tendría una definición por penales entre los dos colosos del fútbol argentino en la final de la Copa Libertadores. Pero es una alternativa que el duelo entre River y Boca se defina por penales tras 120 minutos de fútbol. Y si sucede, ¿cómo llega Franco Armani? 

El arquero millonario arribó a Núñez a principios de este año y enseguida se convirtió en figura del equipo dirigido por Marcelo Gallardo. Sin embargo, las dos veces que le patearon un penal como arquero millonario, la pelota terminó adentro. La primera fue con Flamengo (Henrique Dourado), en Brasil, por la fase de grupos de la Copa Libertadores, y la segunda, ante Sarmiento de Resistencia(Luis Silba), en cuartos de final de la Copa Argentina. 

Lo mismo sucedió en la Copa del Mundo, donde Victor Moses, para Nigeria, y Antoine Griezmann, para Francia, le convirtieron desde los 12 pasos. Los números indican que en sus más de 10 años de carrera le patearon 59 penales; le convirtieron 42, atajó ocho y nueve fueron remates desviados. Números no muy positivos para el de Casilda. 

Pero para tranquilidad del hincha de River, la historia indica que Armani fue fundamental en varias tandas de penales con la camiseta de Atlético Nacional. En los octavos de final de la Copa Sudamericana 2013, ante Bahía, de Brasil, el 1 millonario desvió dos remates y su equipo ganó la serie por 4-3. 

Luego, en la Copa Sudamericana 2014, en la que perdió la final ante River en el Monumental, fue esencial en la serie de semifinales ante San Pablo. Contuvo un solo remate de los tres, pero fue suficiente para que Atlético Nacional accediera al partido decisivo ante el Millonario tras imponerse 4-1. 

Por último, y en su antecedente más negativo, en el Mundial de Clubes de 2016 no pudo contener ningún remate ante América en el partido por el tercer puesto, pero su equipo ganó igual la definición por 4-3 por la impericia en los remates de los mexicanos, que desviaron dos penales. 

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar