Maltrato laboral y carpeta psiquiátrica, la grave denuncia de un agente penitenciario

Policiales 20 de noviembre de 2019
La mujer del hombre contó a InformateSalta que por denunciar un hecho de corrupción, comenzó una persecución que le provocó daños en su salud mental. Tuvo que ser atendido y medicado en el hospital Miguel Ragone.
denuncia agente penitenciario

Una esposa desesperada recurrió a InformateSalta para contar el terrible momento que vive su esposo, agente penitenciario desde que denunció el año pasado a una directora por un hecho de cohecho.

La mujer detalló que desde ese momento, comenzó tal persecución que llegó a estar en menos de 10 meses en 5 sectores diferentes cuando a “nadie le hacen eso.” Aseguró que le hackearon su cuenta del correo electrónico y comenzaron a seguirlo y buscarle “algo malo” para usarlo en su contra.

Al notar lo que estaba sucediendo, el hombre pidió hablar con el director general del Servicio Penitenciario, lo que según aseguró, le fue negado en varias oportunidades. Además, indicó que un lunes cuando fue a tomar servicio, intentaron sacarlo a la fuerza frente al personal que estaba desayunando.   

Tras lo sucedido, contó que el hombre se comunicó con ella y cuando quiso entrar a verlo, no la dejaron con la excusa de que “él estaba en huelga y se estaba por encadenar.”

Luego de varios meses, consiguió la audiencia con el director, quien le prometió que le iba a solucionar la situación, lo que no ocurrió, al contrario, cuando se presentó a trabajar el jueves de la semana pasada, le informaron que lo estaban por dar de baja.

“Cuando fue el viernes no lo dejaron entrar, encima el director general no lo quería atender de nuevo, le dijeron que se valla y el entró en pánico, ataques de nervios.  Y se subió a la entrada de la dirección general. Yo me puse mal porque mi esposo perdió en control,” expresó.

Por su estado, el hombre pidió carpeta psiquiátrica pero se la negaron porque lo habían pasado a disponibilidad, cosa que nunca le notificaron. “Lo dejaron en total abandono nadie lo vino a ver, al enterarse de todo entró en pánico de tanto estrés por lo que tuvo que ser asistido en el Ragone y medicado con medicación psiquiátrica. Llame a la cárcel para que me ayuden ya que no sabía qué hacer. Pero nadie me ayudó,” dijo la señora a este medio.

Te puede interesar

Recibí en tu mail las últimas noticias

Te puede interesar